Actualizado
jueves, 18 enero 2018
16:57
h
URGENTE

Detenido por chantajear a una menor con fotos íntimas

Presuntamente, le exigió tener relaciones a cambio de no hacer públicas las imágenes
  • PESQUISAS. Un policía nacional de la Comisaría consulta una base de datos durante una investigación anterior.
    PESQUISAS. Un policía nacional de la Comisaría consulta una base de datos durante una investigación anterior.

Gabriel A. M., un vecino de Torredelcampo, ha pasado la noche en los calabozos de la Comisaría por delitos de extorsión y contra la intimidad en grado de tentativa. Presuntamente, chantajeó a una joven con hacer públicas una fotos íntimas de ella si no accedía a mantener relaciones con ella. La chica, que actualmente tiene 17 años, denunció los hechos en la Comisaría y los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional procedieron ayer por la mañana a su arresto.

Las fuentes consultadas explican que el arrestado y la víctima ya se conocían con anterioridad, aunque no ha trascendido si habían mantenido algún tipo de relación sentimental. Hace unas semanas, presuntamente, Gabriel A. M. envió una serie de mensajes a la joven en los que le aseguraba que tenía en su poder varias imágenes íntimas. La amenazó con difundirlas si no accedía a sus pretensiones.

La adolescente, una vecina de la capital, contó lo sucedido a su familia, que interpuso la correspondiente denuncia en la Comisaría. En ella ya se aportaba la identidad del presunto autor de los hechos. Curiosamente, fue detenido ayer a mediodía en el interior del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén. Y es que, horas antes, Gabriel A. M. había sido arrestado por la Guardia Civil en relación a un supuesta fraude cometido por internet: Presuntamente, había adquirido dos bicicletas —valoradas cada una en más de 2.000 euros—, utilizando los datos bancarios de otras personas.

De hecho, los agentes de la Policía Nacional estaban esperando a que el juez Fernando Moral, en funciones de guardia durante esta semana, terminara de tomarle declaración por estos hechos para leerle los derechos y llevarlo a la Comisaría en calidad de detenido.

El objetivo de la investigación pasa por determinar si, realmente, Gabriel A. M. posee esas imágenes íntimas de la adolescente, tal y como sostiene la víctima. No obstante, para analizar el teléfono móvil del procesado será necesario solicitar un permiso al juez.

Este joven de Torredelcampo es un viejo conocido de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Cuenta con numerosos antecedentes policiales y, prácticamente, le ha dado a todos los palos. De hecho, fue detenido el pasado mes de septiembre, acusado de pegar fuego al vehículo de un hombre con el que, días antes, había tenido un grave enfrentamiento. Las llamas se propagaron y afectaron a otro coche y a una vivienda colindante. Las tres ocupantes de la casa —una de ellas una mujer de avanzada edad— tuvieron que ser atendidas por inhalación de humos y ansiedad. Testigos presenciales vieron huir a Gabriel del lugar de los hechos. Cuando se comprobó que las llamas habían sido intencionadas, la Guardia Civil lo detuvo. Posteriormente, quedó en libertad y está a la espera de juicio por estos hechos.

Ahora, Gabriel A. M. ha vuelto a ser arrestado por el espinoso asunto del supuesto chantaje de índole sexual a una menor de edad. La Policía Nacional trata de aclarar si las acusaciones relatadas por la víctima en la denuncia son ciertas, si realmente el arrestado tiene en su poder esas imágenes comprometidas y si ha llegado a difundirlas.