Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
19:52
h
URGENTE

“Debemos conseguir que se nos valore por igual”

Micaela Navarro reflexiona sobre la evolución positiva y los retos que aún quedan por conquistar
  • CONFERENCIA. La vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro.
    CONFERENCIA. La vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro.

Cuando la política no era como ahora, y aún nos queda”. Bajo este título la vicepresidenta segunda del Congreso, Micaela Navarro, y primera mujer presidenta de un partido, dio una lección de cómo trabajar por una “política igualitari@”. “Los tiempos han cambiado mucho. Ahora, somos muchas más, pero estamos casi las mismas. Eso es lo que a mí me preocupa, realmente”, reflexionó la ponente, al comienzo de su conferencia.

Micaela Navarro comentó que para defender que la mujer tiene que tener los mismos derechos y las mismas oportunidades que un hombre, no hay que ir contra nadie. “Es importante que tanto las mujeres como los hombres no permanezcamos en un sitio simplemente, porque seamos mujeres u hombres. Eso no aporta nada a la sociedad y esto no va en contra de las cuotas. Yo soy una firma defensora de las cuotas, porque creo que ha sido el mecanismo que nos ha servido para que necesaria y obligatoriamente tengamos que conocer el trabajo de la mujer”, subrayó. En su discurso habló del papel que deben de desempeñar los políticos para con la ciudadanía. “La política está para que te dediques en cuerpo y alma al compromiso que has adquirido con las personas a las que representas. Estamos al servicio de la gente, con los que te votaron y con los que no”, indicó Micaela Navarro y dijo: “No es lo mismo estar que ser. Creo que en eso hay que hace un esfuerzo importante. Desde el punto de visto del estar hemos crecido muchísimo. Es evidente que la presencia de la mujer tanto en política como en otros ámbitos ha crecido mucho , entre otras cosas porque hemos aprobado leyes que dicen que si no hay un número determinado de mujeres, las listas no son válidas. Por eso hemos crecido mucho, aunque siempre hay menos mujeres al principio de la legislatura que al final”, explicó. En este sentido, argumentó que normalmente cuando se va un diputado por incompatibilidades de puesto lo sustituye una mujer. “Eso pone de manifiesto que casi nunca somos las primeras”, añadió.

Junto con la presencia de la mujer en la vida política, la conferenciante habló sobre otra situación sobre la que hay que prestar atención: la permanencia. “Permanecemos menos y, por lo tanto, es más difícil que tengamos los puestos de más responsabilidad que se les dan a los que tienen más experiencia”, dijo. Igualmente, Micaela Navarro habló sobre el futuro de la política y cómo cambiar las cosas. “En cómo nosotras defendemos la política, creo que está realmente el porvenir de este país y de Europa. Ahora, nosotras nos acercamos a la política siendo consciente de que tenemos una vida familiar y ellos, una familia. No busco responsables. Tanto ellos como nosotras somos fruto de la sociedad en la que vivimos, en la que hemos nacido y crecido, aunque sí es verdad que ellos no tienen el mismo interés en cambiar las cosas que nosotras, porque tienen más que perder y nosotras más que ganar”, rebatió. En este sentido, la conferenciante indicó que la sociedad sigue estructurada en una unidad familiar, normalmente, donde una mujer cuida y un hombre trabaja, donde la mujer se ha ido incorporando al plano laboral, sin soltar las tareas de cuidado, “las que realmente atan”.

A lo largo de su intervención habló también del porqué no se valora de forma igualitaria la responsabilidad política de una mujer que la de un hombre y también sobre la importancia de decidir en la conciliación y que esta última no se convierta en una pérdida de respeto a la institución. “Que la manera distinta de ser, estar y permanecer no modifique la visión que la ciudadanía tiene de lo que representamos, porque si la sociedad no toma conciencia de que lo que nosotras representamos tiene el mismo valor que lo que representan ellos, nuestro papel siempre va a estar devaluado”, señaló.

Por último, Micaela Navarro habló sobre otro aspecto que le preocupa “muchísimo”. “Hay un riesgo muy importante para nuestra sociedad de que habrá que modificar muchas cosas de forma muy rápida si no queremos que lo que vivimos actualmente se convierta en un problema irresoluble en el futuro y tiene mucho que ver con las mujeres”, explicó. La vicepresidenta segunda del Congreso concluyó su intervención haciendo hincapié en la necesidad de continuar desarrollando políticas para que tanto los hombres como las mujeres puedan tener familia y vida familiar por igual. “Que se nos facilite que no tengamos que renunciar a tener una familia si nos apetece”, dijo.