Actualizado
lunes, 24 septiembre 2018
19:58
h
URGENTE

Da a luz en la puerta del hospital

Una mujer alumbra a su bebé en el coche ayudada por los facultativos de Urgencias
Ver comentarios
  • EL PARTO. Facultativos atienden a la mujer en la puerta del Hospital mientras que da a luz dentro del coche.
    EL PARTO. Facultativos atienden a la mujer en la puerta del Hospital mientras que da a luz dentro del coche.

Si hubiera tardado dos minutos más, habría entrado en el paritorio. Pero el bebé decidió no esperar. Y ante ello, no hay vuelta atrás. En la puerta de Urgencias del Materno Infantil se vivió una sensación rara, en la que se mezclaba el susto inicial con el final feliz. Una mujer dio a luz en su coche en la puerta del Hospital con el apoyo de los médicos, enfermeras y otros facultativos que salieron a la calle para atenderla.

Venían desde Mancha Real en un Renault Laguna color beis. Aparcó en la puerta de las Urgencias y allí comenzaron a pedir ayuda. Rápido salieron médicos y enfermeros. Primero con batas blancas y, luego, otros de color verde que denotaba su actividad en el quirófano. El niño prácticamente estaba en el mundo, por lo que se decidió atender el parto en el propio asiento del coche para que todo marchara conforme a lo previsto. Médicos y enfermeras tranquilizaron a la mujer y la asistieron. También atendieron al bebé. En cinco minutos, ya estaba fuera y se le escuchaba llorar. Una vez que había nacido, el bebé y su madre fueron trasladados al interior del Hospital. Pasaban pocos minutos de las tres de la tarde. Los profesionales sanitarios procedieron a explorar a la mujer en la zona de paritorios. También revisaron al pequeño. Afortunadamente, todo había ido bien. De hecho, a las cinco de la tarde, la madre y el bebé ya se encontraban en una habitación del Hospital Materno Infantil de Jaén.

Alrededor de 20 profesionales sanitarios estuvieron alrededor de la mujer mientras que alumbraba al bebé. Además, realizaban un cordón que sirviera para mantener unas condiciones de intimidad. Después del alumbramiento, era la “comidilla” de prácticamente todo el Hospital. Usuarios del centro, profesionales y visitantes comentaban —algunos con cierto grado de incredulidad— que una mujer había dado a luz en el coche en la puerta del Hospital. El bebé no quiso esperar más. Se trata de una familia de origen árabe que lleva mucho tiempo establecida en Mancha Real. Son muy conocidos por los propios vecinos. Es el tercer parto de la mujer. El niño pesó más de 3 kilogramos y se encuentra en perfecto estado de salud. La madre también está bien. Ahora, habrá que esperar cómo marcha la recuperación de la madre y del niño, que será la que dictaminará la fecha del alta. Esta noche, los dos han dormido en el Materno Infantil. Sin duda, un sobresalto que empezó como un susto y que tuvo un final feliz. Los testigos afirman que fue visto y no visto y destacan la rápida atención y la profesionalidad de los profesionales sanitarios.