Actualizado
domingo, 20 mayo 2018
17:15
h
URGENTE

Cultura ofreció diálogo para ejecutar las obras de El Pósito

La reforma en Deán Mazas fue rechazada inicialmente y se aceptó con cambios
  • RINCÓN. La Plaza de El Pósito, en el corazón de la ciudad, en una imagen tomada el lunes.
    RINCÓN. La Plaza de El Pósito, en el corazón de la ciudad, en una imagen tomada el lunes.

El alcalde, Javier Márquez, aseguró el lunes que renunciaba a la reforma de El Pósito, que da continuidad a la prevista en la Plaza Deán Mazas, que sí se ejecutará. Lo achacó a una “cacicada” de la Junta que consistió, según él, en la filtración interesada del informe de la Comisión Provincial de Patrimonio, órgano asesor de Cultura para el dictamen vinculante que esta emite sobre determinados trabajos. En las conclusiones del documento, consultado por Diario JAÉN, se desestima la intervención por “ser muy agresiva”. En el departamento de la Administración autonómica, que dirige Pilar Salazar, la sorpresa fue mayúscula. Esta deja claro que, el mismo viernes por la mañana, cuando comenzó a darse a conocer la noticia y, sostiene, también sin entender como había salido a la luz, remitió el informe al regidor, con ánimo de buscar soluciones. Posteriormente, como explica, técnicos municipales solicitaron a los de Cultura una reunión, con la idea de hablar de cómo cambiar el proyecto y ejecutarlo.

Salazar asegura que, hasta la comparecencia del máximo responsable municipal, había dado por hecho que la Administración local iba a seguir los mismos pasos que con Deán Mazas. En este caso, como recuerda, la reforma, de la que, dice, informó el Ayuntamiento el 25 de julio de 2017 obtuvo un “no” inicial, en octubre. Hay que tener en cuenta que la Comisión Provincial de Patrimonio se reúne cada dos semanas y que arrastra muchos asuntos, por lo que el diagnóstico sobre esta idea “se adelantó”. Eso sí, no tanto como el concerniente a El Pósito, al que tuvo acceso este consejo asesor, formado por expertos, el 10 de enero. A finales de la semana pasada, ya estaba listo y, ayer, en contra de la costumbre, que es remitirlo por correo ordinario, como puntualiza Pilar Salazar, “entró físicamente en el Registro Municipal”, dado el gran interés suscitado. Cultura está convencida de que, con voluntad municipal, se puede ejecutar la reforma y que el ofrecimiento a la reunión técnica todavía sigue en pie.

Un primer borrador que invita a pedir más detalles

El Pósito está protegido por el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (Pepri), aprobado por el Ayuntamiento de Jaén, al igual que por la Junta de Andalucía. En el artículo 110 del Pepri, como deja claro la delegada de Cultura, Pilar Salazar, se establece un nivel de protección del tipo C, con cautela arqueológica, lo que implica que es preciso que un técnico especializado revise cualquier movimiento de tierras. Es la misma precaución aprobada para la Plaza Deán Mazas, cuyo proyecto está en licitación y en plazo de presentación de ofertas, que concluye precisamente hoy. La representante de la Junta recuerda que, en este tipo de trabajos sensibles, es habitual que la Comisión Provincial de Patrimonio solicite más información de la que aporta habitualmente el promotor de la obra. Es lo que ocurrió en Deán Mazas, como apostilla, y algo nada extraordinario en la capital, con una gran riqueza de yacimientos en el subsuelo y un casco histórico protegido. Sin embargo, lamenta, en El Pósito, la Administración local no siguió este modo de proceder y culpó a la Junta de paralizar la obra. Ayer mismo, en una nota, la concejal del Gobierno local, Rosa Cárdenas, acusó al PSOE, que está al frente de la Junta, de boicotear la reforma.