Actualizado
lunes, 10 diciembre 2018
21:51
h
URGENTE

Cucarachas y otros insectos “campan” por barrios del centro

Vecinos de Sagrado Corazón conviven desde hace meses con esta situación, que se repite en zonas como El Tomillo
Ver comentarios
|
11/08/2018
  • SUCIEDAD. Un vecino barre cucarachas en El Tomillo.
    SUCIEDAD. Un vecino barre cucarachas en El Tomillo.

Llevamos un par de meses conviviendo con unos bichos negros y muy repugnantes. Y, la verdad, nos parece una barbaridad”. De esta forma se expresa el presidente de la Asociación de Vecinos Sagrado Corazón, Francisco Gómez. Insectos que se cuelan en el interior de las viviendas, cocheras y locales, como en el centro del barrio: “Ahí nos decidimos nosotros mismos a desinsectarlo, porque pusimos una queja al Ayuntamiento, en concreto al área de Participación Ciudadana, y me comentaron que estaban esperando presupuesto. Todavía no nos han dicho nada al respecto”, manifestó, al tiempo que recriminó que se juntan varias cuestiones. Por una parte, apuntó a que no se desinsecta, mientras que por otra recordó que las tragonas no se encuentran bien limpias y están secas. “A ello se suma el hecho de que, donde antes había tres contenedores, ahora nos han dejado solo uno, así que si los vecinos depositan la basura fuera, acuden”.

A ello se suma, en la calle Sagrado Corazón de Jesús, unos bichos procedentes del arbolado que también se cuelan a las viviendas. “Los vecinos están que trinan por todas estas situaciones. Porque tienen que tener las ventanas cerradas, y ni aun así evitan que accedan al interior”, puntualizó.

En una situación similar se encuentra El Tomillo, a los pies del castillo de Santa Catalina, como lamentan algunos vecinos, que apuntan a la necesidad de adecentar el entorno de algunos jardines y que también apelan al civismo, para que los residentes contribuyan a mantener limpia esta parte del casco urbano que, sin duda, cuenta con gran encanto.

Insectos que tampoco faltan en la zona de San Juan, donde se encuentran varios solares abandonados, y en un punto parecido, aunque se encuentre más lejos, están los vecinos del Bulevar. “Del solar que ardió hace unos días salían hasta serpientes”, apuntó Juan Rubio, presidente de la Asociación de Vecinos Bulevar.

Un poco mejor se encuentra, por otra parte, la zona del Arco del Consuelo, Antonio Lozano, donde los vecinos se cruzaban en su día a día con cantidad de roedores: “Existen todavía algunas quejas, pero ya no tenemos tantas como hace unas semanas”. Desde la Federación de Asociaciones Vecinales Objetivos Comunes ya presentaron al Ayuntamiento, a finales del año pasado, un listado con unas sesenta calles en las que había presencia de ratas.