Actualizado
sábado, 22 septiembre 2018
13:37
h
URGENTE

Crece la preocupación por la presencia “continua” de ratas

OCO denuncia “falta de higiene” y “mala imagen” en los barrios
|
29/01/2018

La presencia de roedores se intensifica en la ciudad. “Yo, por la calle, ratas, como hay ahora, no había visto hasta hace dos años”, denuncia Pepi Alcántara, presidenta de la Federación Vecinal Objetivos Comunes (OCO). En las redes sociales y los grupos de mensajería instantánea por el móvil “viajan” imágenes de estos animales que se “pasean” por la capital. La Manseguilla, Guadaluivir, La Glorieta, Peñamefécit, el Bulevar, Pilar del Arrabalejo y el Tomillo son los barrios más afectados. Desde la entidad vecinal tienen constancia del proceso de desratización que se lleva a cabo desde el Ayuntamiento, “en ‘Torre del Concejo’, el barrio de San Juan, ya son visibles las pastillas”, explica Alcántara, y gracias a ello se nota que se ha reducido la presencia de estos animales. Su presidenta vecinal, María Ángeles Barranco, se muestra escéptica. “Si no salen hoy, lo harán mañana”.

La dirigente de OCO comenta que en zonas como el casco histórico es “complicado” lograr la desaparición de las ratas. “Hay sitios en los que las ratas no se irán nunca a menos que pasen con una excavadora”, comenta, y añade: “Los solares abandonados y mal vallados —de propiedad privada, por lo que la Administración no puede intervenir—, el incivismo de la gente, que deja la basura en el suelo, no ayudan”. De hecho, los puntos donde se acumulan desperdicios son los lugares “más habituales de encuentro” para estos animales, y la limpieza en las calles de los barrios afectados incide directamente en su proliferación. “FCC también tiene parte de responsabilidad y debería sanear sus contenedores más a menudo, con alguna máquina de agua a presión, así como el lugar donde están instalados, pues algunas bolsas se quedan fuera y rezuman, por lo que las ratas después regresan a la búsqueda de comida”, apunta Alcántara.

El inconveniente de la higiene “empeora” en zonas como La Merced o San Juan por la estrechez de las calles, donde los camiones de la basura no pueden transitar con normalidad, lo cual imposibilita la instalación de contenedores más grandes, por lo que las bolsas se acumulan “rápidamente”. “Hace tiempo que sugerimos desde la federación la creación de un servicio de limpieza con un furgón pequeño que pasara dos o tres veces al día por los lugares con más suciedad, pues es una zona turística y la imagen que se da a los que vienen a visitar la capital es penosa”.

Francisco Jesús Zuheros, presidente de la asociación vecinal San Sebastián-El Tomillo ha vivido muy de cerca la situación. “Teníamos la puerta abierta y se metió dentro de casa”, relata. “Han estado limpiando las alcantarillas y poniendo veneno, pero todavía se ven”. Asimismo, en puntos más céntricos como Millán de Priego o el Pilar del Arrabalejo también se vieron roedores. “Todos, y con ellos me refiero a ciudadanos, Ayuntamiento y FCC, tenemos parte de culpa, solo falta que cada uno cumpla con su parte”, indica Pepi Alcántara.

Por ahora, la esperanza de las asociaciones vecinales y los residentes son las nubes y precipitaciones. “El invierno tan cálido también afecta a la mayor presencia de ratas, necesitamos que llueva cuanto antes”, dice. Lo habitual es que en estas fechas la cantidad de roedores decrezca en comparación con el resto del año, sin embargo, las altas temperaturas y la sequía han provocado su proliferación. En consecuencia, desde OCO se muestran “preocupados” por lo que podría ocurrir en los meses venideros.

El Ayuntamiento asegura que “no para” de desratizar en todo el año

Desde la Federación Vecinal Objetivos Comunes (OCO) asegura que en noviembre del año pasado mantuvieron una reunión con la Concejalía de Sanidad para que les informara detalladamente sobre la situación de la limpieza en la ciudad y la presencia de los roedores en los diversos barrios, además de los puntos más céntricos de la capital. “Se comprometieron a actuar y lo hicieron, aunque todavía les queda bastante que hacer”, comenta la presidenta, Pepi Alcántara. “No sabemos exactamente el registro que llevan o los lugares en los que ya han estado, pero esperamos que lleguen a todos ellos”.

La concejal de Sanidad, Mercados Municipales, Comercio y Consumo, Yolanda Pedrosa, declara que las peticiones que han recibido en el Ayuntamiento para desratizar solo provienen de La Manseguilla. “En principio no paramos de desratizar en todo el año, pues se supone que debe hacerse entre cada tres y seis meses”, explica Pedrosa, y apunta: “Por eso en realidad nunca se deja de hacerlo y le damos prioridad a las denuncias vecinales”. Asimismo señala las altas temperaturas como posible causa de la proliferación de los roedores y que el calor “afecta mucho a este asunto”.