Actualizado
miércoles, 14 noviembre 2018
17:20
h
URGENTE

Condenados cuatro menores por violar en grupo a una adolescente

Aceptan ser internados en un centro durante año y medio
  • CONFORMIDAD. El acuerdo para la condena se firmó en el Juzgado de Menores.
    CONFORMIDAD. El acuerdo para la condena se firmó en el Juzgado de Menores.

Cuatro adolescentes de un pequeño municipio de la Loma se sentaron ayer en el banquillo del Juzgado de Menores de Jaén. Los cuatro admitieron que violaron en grupo a una chica de tan solo 14 años, a la que llevaron mediante engaños hasta un olivar del pueblo para agredirla sexualmente entre todos. Actuaron como “una manada”, en clara referencia al mediático caso de los supuestos abusos sufridos por una joven durante las fiestas de San Fermín del año 2016. Por ello, han sido condenados a un año y medio de internamiento en régimen cerrado en un centro y a cinco años más de libertad vigilada cuando salgan a la calle. También tendrán que indemnizar a la familia de la víctima con 12.000 euros.

La agresión sexual se produjo en la tarde del 7 de febrero del año 2017. Dos de los condenados tenían entonces 16 años; los otros dos contaban con 17. La víctima apenas llegaba a los 14. El relato de hechos es escalofriante. Explica que la chica había quedado con uno de los procesados en casa de un amigo. Aclara que, desde ahí, se fueron a una cercana zona de olivar “para liarse”. Ella se negó a mantener relaciones sexuales. En ese momento, el chico hizo un gesto y, “de forma súbita y repentina”, llegaron los otros tres menores, que estaban escondidos entre los olivos. Todos estaban concertados.

A partir de ahí, la chica vivió un infierno. Los cuatro condenados la rodearon en un círculo para impedir que se moviera. Se bajaron los pantalones y la empujaron para que se agachara. Uno de ellos le introdujo el pene en la boca y la obligó a realizarle una felación. A continuación, procedió de la misma forma otro de los chicos, que se aprovechó “de la situación de desvalimiento y desconcierto”. Los demás, mientras tanto, “se reían” y esperaban su turno. La joven se encontraba “humillada, sorprendida y atemorizada”, según consta en la sentencia.

Al terminar la segunda felación, la víctima intentó irse del lugar “por todos los medios”. Llegó a patalear y gritar, pero no pudo irse, ya que todos le cerraban el paso y la arrinconaron contra un árbol. Allí, la obligaron a masturbar a los otros dos jóvenes. Uno de ellos, incluso, llegó a eyacular en el abrigo que llevaba puesto. “Una vez que los cuatro menores habían satisfecho sus deseos sexuales, se marcharon del lugar, dejando a la víctima sola entre los olivos”, remarca la resolución judicial. La adolescente presentó la denuncia cuatro días más tarde, en concreto el 12 de febrero. Lo hizo cuando le llegaron rumores de que los cuatro implicados habían contado que ella había estado con todos. Antes, no se había atrevido a acudir a la Guardia Civil porque les tenía miedo. La investigación de la Policía Judicial puso de manifiesto la existencia de un plan preconcebido. Los autores de la violación se habían puesto de acuerdo para dejar a la víctima sola y acorralada y, de esta manera, forzarla a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad.

Inicialmente, la Fiscalía pedía la pena máxima para este tipo de delitos en la jurisdicción de menores: ocho años de internamiento en régimen cerrado. Finalmente, y tras el acuerdo alcanzado entre las partes, el castigo se quedará en un año y medio. La cuatro integrantes de “la manada” de Jaén deberán ingresar.

Los detalles

ingreso. Los cuatro condenados se han comprometido a empezar a cumplir el castigo a lo largo de esta semana. El viernes es la fecha tope para ingresar en diferentes centros de menores de Andalucía.

Indemnización. La sentencia impone a los jóvenes que deben pagar a la víctima 12.000 euros entre los cuatro. Ayer, ya adelantaron 4.000 euros. Al resto tendrán que hacer frente en cuotas mensuales.

iNVESTIGACIÓN. Hasta el día del juicio, los cuatro procesados siempre habían sostenido que las relaciones sexuales con la víctima fueron consentidas. Sin embargo, ayer admitieron que utilizaron la violencia e intimidación para forzar a la joven.

protección. La víctima llegó a recibir amenazas de muerte por haber denunciado estos hechos. En concreto, la juez de Menores dictó, incluso, una orden de alejamiento con respecto a los cuatro adolescentes y hay una causa abierta por ello.