Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
21:24
h
URGENTE

Cae el mito de que el cazador abandona a sus perros

Nueve de cada diez canes sin hogar proceden de familias que se cansan de ellos y los sueltan en las calles
Ver comentarios
|
09/08/2018

Muchas veces se culpa a los cazadores de abandonar a sus perros. De hecho, muchas de las críticas cuando se habla de perros sin hogar señala directamente a esta afición. En cambio, es una de las afirmaciones más injustas que existen. En Jaén, un importante volumen de canes está en manos de los cazadores. Sin embargo, un estudio realizado por Affinity revela que solo uno de cada diez perros que se dejan en la calle procede de la caza. En cambio, los nueve restantes salen de los hogares de las familias de la provincia. Además, el informe aporta otro dato significativo: los meses en los que más abandonos se producen son de abril a agosto. Mientras, el tópico que culpa a los cazadores indica que es a final de la temporada, es decir, si fuera así, la mayoría de los abandonos se darían en febrero.

Las principales motivaciones para el abandono son el mal comportamiento del animal, el aburrimiento por parte de la familia o la falta de tiempo para atenderlo como es necesario.

“Por desgracia, todavía se abandonan muchos animales en nuestra provincia. En cambio, poco a poco, estamos consiguiendo que se vean como vidas y no como cosas”, afirma Juna Rodríguez, secretaria de la Asociación Huellas sin Hogar. En cambio, no solo hay jiennenses que abandonan a sus mascotas. Muchos otros se esmeran por protegerlas.

Un informe de Mapfre revela que existen 422 animales asegurados en esta compañía —con datos del 7 de agosto—. Algunos tienen cobertura a través del seguro hogar y otros los protegen con el seguro mascotas. Precisamente, la compañía revela que, durante el verano, se producen un importante número de accidentes que afectan a los animales, por lo que cuenta con coberturas que permiten la atención en una amplia red de clínicas veterinarias. Además, las pólizas cuentan con algunos otros servicios.

Viernes, un podenco que necesita ayuda