Actualizado
domingo, 26 mayo 2019
00:15
h
URGENTE

Besos y globos al aire por el Día del Niño Hospitalizado

Familiares y profesionales muestran su apoyo a los menores ingresados en los diferentes centros sanitarios
Ver comentarios
|
14/05/2019
  • CELEBRACIÓN. Participantes en el baile por el Día del NIño Hospitalizado a las puertas del Hospital.
    CELEBRACIÓN. Participantes en el baile por el Día del NIño Hospitalizado a las puertas del Hospital.

El aula de enseñanza y la entrada principal del Hospital Materno-Infantil acogieron la celebración del Día del Niño Hospitalizado con el lanzamiento al aire de besos y globos por parte de sus pacientes, familiares y profesionales, como muestra de apoyo a los menores ingresados en centros sanitarios, además de un baile organizado desde la Asociación contra las Enfermedades de la Sangre (ALES). Una actividad lúdico-recreativa que se suma a otras muchas que se celebran en el hospital —en Navidad, Carnaval, los Días de Andalucía o del Libro— con el objetivo de hacer la estancia lo más confortable posible a los menores y a sus familiares.

Por su parte, desde Cruz Roja Juventud en Jaén, gracias a la colaboración de la Fundación Caja Rural, también se planificaron varias actividades, como la representación teatral de “Historias de nobles y princesas” a cargo del grupo Small Clowns en el hospital de Jaén.

El colectivo puso en marcha en 1995 el proyecto de atención a la infancia hospitalizada, que desde entonces mantiene el objetivo de llevar los juegos y talleres que hacían con niños en grupos de ocio y tiempo libre al complejo hospitalario con el fin de mejorar la calidad de vida de los pequeños que están hospitalizados. En la actualidad, son más de 50 voluntarios que realizan una labor fundamental durante la hospitalización y se esfuerzan cada día por dibujar una sonrisa en el rostro de los niños, en el caso de 2018, 220 con los que trabajaron. “El compromiso y la dedicación del voluntariado permiten cambiar la dinámica cotidiana del hospital y convertirlo en escenario de juegos, talleres, animación, teatro y, en definitiva, multitud de actividades con las que divertirse a pesar de su enfermedad”, explica Cruz Roja.