Actualizado
martes, 20 noviembre 2018
18:10
h
URGENTE

Así son los presupuestos para la ciudad de Jaén

|
24/04/2018
  • Fachada del Ayuntamiento de Jaén.
    Fachada del Ayuntamiento de Jaén.

El borrador del presupuesto consolidado del Ayuntamiento de Jaén para este año contempla 158,3 millones de euros en ingresos y 155,6 en gastos, de modo que incide en una “contracción general” que ronda el 14 por ciento en ambos conceptos con respecto a 2017.

Además, se consignan 6,7 millones de euros para inversiones reales en unas cuentas que vuelven a tirar de ingresos por concesiones administrativas de dudosa realización, ya que “no hay otra técnica” para cuadrarlas, aunque con un descenso significativo de 81 a 49,9 millones de euros.

Lo ha explicado el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, que junto al alcalde, Javier Márquez, ha presentado este martes en rueda de prensa un proyecto de presupuestos que quiere potenciar su utilidad para la ciudadanía de los actuales, aunque “con las limitaciones” de un Ayuntamiento en “ruina” con una alta deuda y un “déficit estructural anual elevadísimo”.

Eliminar ese déficit es el “primer paso” para superar el problema económico municipal. “*Y la deuda? Luego se devolverá, pero si no se quita el déficit difícilmente se puede pagar”, ha afirmado Bonilla, quien ha considerado que la deuda “no la solventa ni este alcalde y ni este concejal ni los que vengan” porque el Ayuntamiento no tiene capacidad para saldarla por sí mismo y necesita ayuda de otras administraciones.

En este sentido, han defendido el “esfuerzo objetivo” que de los últimos años para tratar de levantar la “losa muy importante” que suponía liquidar cuentas con una media anual de 45 a 50 millones de más gastos que ingresos. Márquez ha precisado que ese déficit se redujo en 2016 a 19 millones gracias a un ajuste paulatino para frenar “un caballo absolutamente desbocado” y ha expresado su convencimiento para que en 2020 o incluso antes pueda haber “equilibrio financiero y presupuestario”.

Por ello, en las cuentas para 2018 se sigue avanzando en el ajuste con un descenso del 14 por ciento en ingresos y gastos con respecto al del año pasado: los primeros pasan de 184 a 158,3 millones y los segundos de 181 a 155,6.

En el apartado de ingresos, el edil ha aludido, entre otras cuestiones, a una bajada de 1,2 millones en los que llegan vía imposición directa, basada fundamentalmente en el impuesto de la plusvalía, sobre la que sentencias recientes han establecido que no se puede cobrar si no hay aumento efectivo de patrimonio. Los procedentes de imposición indirecta suben levemente a unos 350.000 euros y se prevén otros 4,7 millones en el capítulo 3 de tasas y otros impuestos.

A través de enajenación de inversiones reales se estiman 3,5 millones y por trasferencias de capital unos 200.000 euros del Plan Provincial de la Diputación y algo más de 3,3 millones del Estado con cargo a dos convocatorias a cargo de fondos europeos: el DUSI (1,1 millones), sobre el que el Ayuntamiento aún espera respuesta, y 2,2 de una compra pública innovadora para ejecutar actuaciones que permitan el aprovechamiento de la circulación del tranvía para generar electricidad.

Con respecto a los ingresos, Bonilla se ha detenido finalmente en los ingresos patrimoniales, donde vuelven a figurar “las famosas concesiones administrativas” de dudosa consecución. No obstante, hay “una rebaja muy importante” de 81 millones en 2017 a 49,9 millones, que se lograrían básicamente por cinco nuevos aparcamientos.

Esa disminución tiene dos componentes: la no necesidad de presupuestar la devolución del capital de los préstamos de pago a proveedores y fondos de ordenación (que serían 22 millones) dados los tres años de carencia otorgados por el Gobierno y el “esfuerzo adicional de casi diez millones” en contención por parte del Ayuntamiento CUENTAS “REALISTAS HASTA DONDE SE PUEDE”

Al hilo, ha reconocido que los presupuestos “son realistas hasta donde se puede”, punto en el que ha subrayado que el Consistorio ha hecho un esfuerzo muy importante para que esa partida vaya reduciéndose y la idea es que dentro de tres o cuatro años se limite a lo imprescindible.

“Sería lo correcto, pero es que no hay otra técnica presupuestaria”, ha dicho no sin apuntar que la inclusión de este tipo de concesiones se viene repitiendo desde 2005 y explica en parte el “agujero anual” que se constata en las sucesivas liquidaciones.

Ya en el apartado de gastos, los capítulos 1 (personal) y 2 (bienes corrientes y servicios) suman prácticamente la mitad, aunque con la previsión de cumplir con la disminución del cinco por ciento planteada por el Ministerio de Hacienda.

En bienes y servicios se pasa de 47,8 a 44,9 millones y en personal de 43,4 millones a 40,7. En este último caso, por cuestiones como la reducción de la partida para Seguridad Social, tradicionalmente “inflada”; algunas sentencias ya abonadas a bomberos y policías con fondos de ordenación y amortización de plazas. Ha agregado, además, que el la previsible subida salarial para los empleados públicos se incluye en el fondo de contingencia a la espera de la aprobación de los PGE.

“En términos netos, las partidas que presupuestamos con carácter general son superiores, aunque alguna se mantenga porque no hay ya buena parte de créditos pendientes de reconocer de ejercicios anteriores y va a hacer que los concejales de las distintas áreas tengan mayor importe a su disposición”, ha comentado Bonilla, quien ha recordado, por ejemplo, que en 2017 se había 13 millones en el capítulo 2 para ese tipo de créditos. REPARACIÓN Y MANTENIMIENTO DE VÍAS

Entre otras, ha resaltado la partida para reparación de vías públicas, “una de las más demandadas” por los vecinos. Sube hasta 100.000 euros hasta los 3,5 millones de euros, si bien el año pasado había más de un millón para créditos por reconocer, de modo que el aumento real es de 1,2 millones. También se ha referido a 250.000 euros para mantenimiento de zonas de juego infantiles, que va a ser licitado.

Igualmente, se consignan 750.000 euros para en Negociado de Informática con el objetivo de alcanzar la implementación plena de la administración electrónica y 1,4 millones de euros para el tranvía, “partida suficiente tanto para seguir imputando facturas pendientes como para poder cumplir con los compromisos” en el marco de la negociación con la Junta.

El responsable de Hacienda ha hablado, asimismo, de las inversiones reales, “se incrementan significativamente” hasta los 6,7 millones (desde los 4,6 de las cuentas del año pasado) como consecuencia de los citados proyectos DUSI (más de 1,5 millones) y de compra pública innovadora (2,7 millones en total). En ambos casos, el Estado aportaría el 80 por ciento y el Ayuntamiento debe aportar el 20 por ciento restante. TRANVÍA, “CON O SIN” COMPRA PÚBLICA INNOVADORA

Sobre este último proyecto vinculado al tranvía para generar energía renovable, el alcalde ha insistido en su voluntad de que este medio de transporte se ponga en marcha, si todos se ponen de acuerdo, “probablemente a finales de año”, pero “con o sin” esa compra pública innovadora.

Bonilla ha destacado el esfuerzo en este capítulo esfuerzo al sumar a esos 6,7 millones de euros unos 900.000 en una modificación presupuestaria aprobada en el pleno de febrero y “ya operativa” para intervenciones en vías o cementerios, además de incluir la parte municipal para proyectos del DUSI y los planes provinciales.

El equipo de gobierno pretende ahora informar del borrador de presupuestos --que también recoge la disolución de la Gerencia Urbanismo y la Escuela Taller y su integración en el Ayuntamiento-- a los grupos políticos y agentes socioeconómicos, así como al Consejo de Participación Ciudadana.

Pasaría después por Intervención y se remitirá al Ministerio de Hacienda para analizarse después en pleno con la vista puesta en “finales de julio” para su aprobación definitiva, según el edil, quien ha agregado que también se pretende seguir bajando el periodo en el que se paga a los proveedores.