Actualizado
miércoles, 22 mayo 2019
23:07
h
URGENTE
  • CULTIVO. Un pequeño olivo crece en una plantación.
    CULTIVO. Un pequeño olivo crece en una plantación.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible anunció la modificación de las bases reguladoras de la Orden de Jóvenes Agricultores con la que se anticipa el 25% de las ayudas solicitadas por estos con solo justificar el inicio del proceso de instalación. Con ellas se dota de una financiación que evitará el endeudamiento prematuro. Cristóbal Cano, secretario general UPA-Jaén, manifiesta que medidas como esta tiene un valor positivo en tanto que significan “un incentivo para que los jóvenes se incorporen a la actividad agraria” y espera que esta “forma de trabajo” en pos del rejuvenecimiento continúe durante el resto de la legislatura.

Así, el secretario general de la UPA en Jaén expone la necesidad de que se apueste por los jóvenes de una manera decidida y de que se agilice la burocracia, a todos los niveles, y “que tanto afecta al sector agrícola”, para que se pueda ejercer de una manera más dinámica la actividad en el campo. “Es fundamental apostar por el relevo generacional en la agricultura. Este sector es el motor fundamental que dinamiza gran parte de nuestro territorio. Que se incorporen los jóvenes es el único futuro que nos queda. Para eso tiene que ser una actividad atractiva”, declara Cano. Con ello hace referencia a que, para que lo jóvenes se interesen por el sector, se deben de procurar medidas normativas que aseguren precios justos por las producciones para que las explotaciones agrarias sean viables y rentables tanto económicamente como de forma social y medioambiental.

Según los datos que aporta la Junta, el 25% de los titulares de explotación en Andalucía tienen 65 o más años de edad, el 63% de las explotaciones pertenecen a titulares de entre 41 y 65 años. Únicamente el 12% tiene menos de 40 años. Sin embargo, Cristóbal Cano apunta que hay muchos jóvenes interesados en entrar al sector agrario en Jaén. “Si tenemos un sistema agrario sostenible, algo fundamental para la sociedad, hay muchos jóvenes dispuestos a incorporarse; pero antes tienen que comprobar que ese trabajo va a ser recompensado y le va a permitir afrontar inversiones”, dice.