Actualizado
viernes, 19 octubre 2018
09:42
h
URGENTE

Altos niveles de cloro en aire en Las Fuentezuelas

La Junta requirió al Ayuntamiento en diciembre para que subsane el problema de acumulación de desinfectante
  • hidroterapia. Imagen de archivo de un curso municipal en la piscina de Las Fuentezuelas.
    hidroterapia. Imagen de archivo de un curso municipal en la piscina de Las Fuentezuelas.

El Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnicos y sanitarios de las piscinas recuerda que el titular de las instalaciones tiene que informar a los usuarios los resultados de los últimos controles sobre la calidad del aire, indispensable, en el caso de las cubiertas, por la posibilidad de que haya concentración de cloro. En Las Fuentezuelas, como recuerda el concejal socialista Carlos Alberca, hay una pizarra con estos datos, pero “no salen las cuentas”. “Hay mediciones que son imposibles, por fuerza tienen que variar conforme al número de usuarios y otros factores, nunca pueden ser iguales y, sin embargo, son idénticas desde el 24 de enero al 12 de febrero”, argumenta el concejal de la oposición, muy crítico con el estado de las dependencias deportivas del Ayuntamiento y preocupado, especialmente, por las dedicadas al baño. La Junta confirma que, en diciembre, la Delegación de Salud detectó altos niveles de cloro en el recinto, lo que llevó a realizar controles diarios y se realizó un requerimiento al Ayuntamiento, para que subsanara los problemas con los aparatos que sirven para renovar el aire y, actualmente, la Junta aún espera de que la Administración local le comunique que la renovación del aire es correcta.

El concejal de Deportes, José María Álvarez, explica que no hay problema alguno en el agua que, dice, “está perfecta”. Lo que sí admite es un “problema de cloro en ambiente”. “Estamos buscando cual es el origen, puede ser que sea un fallo en la aspiración de las turbinas. Eso es lo que produce rojeces”, argumenta y abre la puerta a que quizás “haya que dar una vuelta de tuerca” al mantenimiento de las máquinas. En cualquier caso, defiende que, en lugar del control diario que solicita la Delegación de Salud, el Gobierno local realiza tres, a cargo de una empresa externa. El socialista Carlos Alberca no está convencido y sostiene: “Es otra muestra más de la dejadez y el incumplimiento de normas que afectan directamente a la salud de los usuarios, más si cabe en piscinas, como Las Fuentezuelas a las que asisten bebés y embarazadas. Es algo muy serio”. El representante del PSOE ya preguntó sobre los niveles de desinfectante en el Consejo Rector del Patronato Municipal de Deportes el 30 de noviembre de 2017, tras los problemas que tuvieron unos jugadores de waterpolo que acabaron en Urgencias.

La acumulación de cloro en suspensión en Las Fuentezuelas llega en un momento en el que las instalaciones tienen un gran uso, debido al cierre temporal de la otra piscina cubierta, la de La Salobreja, a la que falló la caldera la última semana de enero, una situación que afecta, como lamentan los socialistas, entre a setecientas y un millar de personas a diario, debido, sostiene Alberca, “a una falta de gestión alarmante”, a la carencia de un plan de mantenimiento, que prevea la sustitución de equipos básicos y una provisión de gastos para ello. También lamenta que no haya personal cualificado en el Patronato en los puestos directivos, por haber colocado el concejal, sostiene, a “capataces a dedo”. Ayer mismo, el Ayuntamiento distribuyó un audio en el que el edil de Deportes aclaró que el hecho de que no se haya repuesto el sistema que calienta el agua se debe a la necesidad de cumplir con los trámites burocráticos indispensables para librar un gasto de dinero municipal que asciende a 16.000 euros. No obstante, avanzó que se busca una solución alternativa, para poder abrir La Salobreja lo antes posible, con la cesión provisional de este equipo. Mientras tanto, se reubicarán a todos los niños y adultos que asisten a los cursos municipales en Las Fuentezuelas y en el centro privado “Santagadea Sport La Victoria”. Esta posibilidad, aclara, también se ofrece a cualquier ciudadano que acuda a nadar, como precisó el edil de Deportes, y siempre a coste cero. Algunos usuarios lamentan que, debido a la saturación de Las Fuentezuelas, haya suciedad en los vestuarios y que, además, falla la calefacción y el agua está fría. Está previsto que hoy, el PSOE, solicite por escrito al Gobierno local información sobre el cumplimiento de la normativa en las piscinas municipales.