Actualizado
viernes, 16 noviembre 2018
21:54
h
URGENTE
  • SALA DE VISTAS. El juicio debe celebrarse en la Sección Tercera de la Audiencia.
    SALA DE VISTAS. El juicio debe celebrarse en la Sección Tercera de la Audiencia.

Seis años de cárcel. Eso es lo que ha pedido la Fiscalía para un vecino de la capital al que acusa de un delito de lesiones graves. Presuntamente, le cortó un trozo de la oreja derecha con una navaja. Además de la gravedad de los hechos, lo llamativo del caso es que la víctima no reclama nada, a pesar de que sufre un notable perjuicio estético por la pérdida de la porción superior del pabellón auricular. No obstante, el Ministerio Público ha logrado sentar a Juan José F. F. en el banquillo de la Audiencia. Junto a él estarán dos familiares suyos, en concreto su padre y su tío, acusados de golpear y amenazar a la mujer en otra ocasión posterior.

El Ministerio Público sitúa la primera agresión a principios del año 2013, en concreto el día 22 de enero. Describe el fiscal que Juan José F. F. mostraba “una actitud muy agresiva” con su pareja. En un momento dado, “le cortó un trozo de la oreja derecha, utilizando para ello una navaja”. Le causó lesiones importantes, por las que tuvo que recibir asistencia sanitaria. En concreto, le pusieron varios puntos de sutura. No obstante, en principio, no se abrieron diligencias judiciales por estos hechos.

Fue posteriormente, en concreto el 19 de julio de 2015, cuando la mujer se atrevió a denunciar. Lo hizo porque acudió hasta Campillo de Río, la pedanía de Torreblascopedro a la que se trasladó su expareja Juan José F. F. Su intención era recoger a sus dos hijos menores, que se encontraban en el domicilio de su progenitor. El Ministerio Público sostiene que el procesado y la mujer comenzaron una discusión sobre la custodia de los pequeños. A partir de ahí, el acusado y su padre, que también se encontraba en el lugar, comenzaron a golpearla “por todo el cuerpo”, hasta que ella cayó al suelo, según siempre el relato de la fiscalía. Al mismo tiempo, otro familiar de Juan José F. F., en concreto su tío José F. F., presuntamente, esgrimió una navaja de grandes dimensiones “con ánimo de amedrentar” a la mujer. Finalmente, tuvo que intervenir la Guardia Civil, lo que dio origen a las diligencias penales que ahora llegarán a juicio y que fueron abiertas por el Juzgado de Instrucción Único de Baeza. Fue, entonces, cuando la denunciante contó el episodio de la oreja.

El escrito de acusación provisional establece que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones y otro de maltrato con respecto al principal procesado. Por ello, reclama una condena de seis años de cárcel y once de alejamiento con respecto a la víctima. A los otros parientes les imputa por un delito leve de lesiones y un delito de amenazas, respectivamente. El padre se enfrenta a una solicitud de castigo de 900 euros de multa. Para el tío, la petición se eleva hasta el año de prisión.

El juicio estará basado, fundamentalmente, en el testimonio de la mujer. En principio, no denunció los hechos. Solo lo hizo más de dos años después y, a raíz del incidente a la hora de recoger a sus hijos en Campillo del Río. Ese día, la mujer iba acompañada de otros familiares, que también están citados a declarar como testigos. Cuando la fiscal redactó el escrito de acusación, hace tan solo diez días, incluyó que la víctima no reclamaba nada por las lesiones que, presuntamente, le causó su expareja.

El juicio tendrá que celebrarse en la Audiencia Provincial de Jaén, ya que se enjuiciará a un acusado de un delito de lesiones graves. El hombre, en principio, niega todos los cargos que se le imputan y su defensa solicita la libre absolución.