Actualizado
jueves, 20 septiembre 2018
20:37
h
URGENTE

Agosto deja una avalancha de 30.000 notificaciones judiciales

Los procuradores reclaman cambios y flexibilidad en el sistema Lexnet
Ver comentarios
|
07/09/2018
  • SEGURIDAD. Un procurador accede al sistema informático Lexnet mediante su tarjeta personal.
    SEGURIDAD. Un procurador accede al sistema informático Lexnet mediante su tarjeta personal.

Durante el último mes, la maquinaria judicial ha permanecido prácticamente parada. Agosto es un periodo inhábil para la Justicia. Los juzgados y tribunales no cierran, pero ralentizan su actividad. El trabajo es mínimo y se circunscribe a algunas excepciones, como las causas con preso o aquellas que afectan a los derechos fundamentales. Con este escenario, el arranque de septiembre supone la vuelta del habitual ritmo frenético en los juzgados y, también, una avalancha de notificaciones: “Unas 30.000”, apunta José Ramón Carrasco Arce, el decano del Colegio de Procuradores de Jaén, los profesionales encargados de tramitar estos escritos jurídicos. Se trata de una montaña de avisos, sentencias, citaciones, órdenes de desahucio o requerimientos que los jueces envían a los litigantes de estos pleitos. Se trata de comunicados relativos a procedimientos en curso por demandas de divorcio o custodias, reclamación de deudas, desahucios de inquilinos, herencias o abusos bancarios, entre otros.

Hay que recordar que estas notificaciones ya no se envían en papel sino que, desde el año 2016, los funcionarios de los juzgados las remiten a los despachos de procuradores desde una plataforma de correo electrónico llamada Lexnet. Estos profesionales pueden ver inmediatamente en su pantalla las órdenes y resoluciones judiciales de todo el mes de agosto, que estaban sin entregar. Posteriormente, las comunican a los bufetes de abogados.

Desde que el Lexnet comenzó a funcionar, se decidió establecer un límite para no bloquear el sistema: no se pueden enviar más de 3.000 notificaciones al día. De este modo, se evitan caídas o atasco de la red, tal y como explica el decano de los procuradores jiennenses. Lo que ocurre es que esa limitación solo está vigente durante la primera semana de septiembre. A día de ayer, el Colegio había tramitado 12.500 notificaciones, es decir, quedan unos 17.500 asuntos más a los que dar salida: “Nos tememos que, el próximo lunes cuando ya no esté en vigor el límite, se produzca una avalancha de procedimientos enviados desde los tribunales”, aclara José Ramón Carrasco Arce, quien aboga por flexibilizar el Lexnet. “Si se ampliara el número de avisos diarios que se pudieran mandar durante la primera semana, la tramitación sería mucho más escalonada y ordenada”, añade.

En números redondos, el Colegio de Procuradores de Jaén da curso a unas 500.000 notificaciones al año, es decir, unas 2.050 al día, si se tienen en cuenta solo las jornadas que son hábiles a la hora de calcular la media. Actualmente, está institución gremial está compuesta por 160 miembros, que trabajan en los diez partidos judiciales de la provincia.

Lentitud en el proceso informático

En líneas generales, el sistema Lexnet funciona bien, tal y como explica el decano. “El primer día fue un poco lento. Después ha mejorado”, aclara. La limitación de envío contribuye a que el funcionamiento sea bueno. Otra cosa puede ser la semana próxima, cuando el sistema ya no esté limitado. “Podría dar fallos y caerse el programa, tal y como ocurrió el año pasado”, concluye.