Actualizado
lunes, 16 julio 2018
22:34
h
URGENTE

Acusa a su tío de violarla varias veces cuando era una niña

La Fiscalía no cree a la joven, que pide 22 años de cárcel para el procesado
Ver comentarios
|
18/05/2018
  • EN LA AUDIENCIA. Miguel Ángel M. S., sentado en el banquillo, escucha declarar a la denunciante tras un biombo.
    EN LA AUDIENCIA. Miguel Ángel M. S., sentado en el banquillo, escucha declarar a la denunciante tras un biombo.

Venía a mi cama cada vez que estaba aburrido y caliente, cuando no tenía otra cosa que hacer”. Así relató Susana —es un nombre figurado— las supuestas agresiones sexuales que sufrió durante años por parte de su tío político —estuvo casado con una hermana de su madre—. La joven, que hoy tiene 22 años, declaró protegida detrás de un biombo. A su espalda, y sin poder verla, Miguel Ángel M. S. la escuchaba desde el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial. El hombre apenas movió un músculo de la cara mientras su sobrina relataba lo que definió como “una pesadilla”. Habló de todo tipo de prácticas sexuales que comenzaron en 2002, cuando no era más que una niña de 8 años y que se prolongaron durante casi una década, según siempre su versión de los hechos. Presuntamente, se producían en la casa de los abuelos, ubicada en un municipio de la provincia, donde ella pasaba temporadas y sus tíos iban de visita con mucha frecuencia. Susana acusa a su tío político de delitos continuados de agresión sexual, por los que pide 22 años de cárcel y una indemnización por los daños morales que ha sufrido durante todo este tiempo. Una vez que ya era mayor de edad, decidió presentar la denuncia al enterarse de que a su prima —la hija del acusado— le podía haber pasado lo mismo que, supuestamente, le ocurrió a ella. Susana es la que ha logrado sostener la causa y la que, como acusación particular, ha conseguido llevar a juicio a su pariente.

Y es que la Fiscalía no se cree el relato de la joven y, por ello, no presentó cargos para Miguel Ángel M. S. Es más, el representante del Ministerio Público llegó a pedir su libre absolución con todos los pronunciamientos favorables. Considera que la historia contada por la chica carece de verosimilitud, porque la ha variado en diversas ocasiones y es muy indeterminada. Además, también sostiene que no tiene el respaldo por parte de los psicólogos que la trataron en el marco de este procedimiento.

Más allá aún fue la defensa de Miguel Ángel M. S., quien aseguró en el informe final que todo es una invención de la exesposa del acusado para hacerle daño a raíz de un divorcio más que conflictivo. De hecho, la abogada explicó que su antigua mujer le ha presentado diversas denuncias por delitos relacionados con la violencia de género y, también, por abusar de la hija que tienen en común: “Ha salido siempre absuelto, excepto en una condena por un delito leve de vejaciones”, aclaró la letrada. La exmujer, que también declaró detrás de una mampara, definió a Miguel Ángel M. S. como “un hombre muy celoso y controlador” y un “adicto al sexo”. Después, entre lágrimas, se culpó de no haber podido proteger a su hija y a su sobrina: “Le tengo pánico”, concluyó.

El juicio, que se prolongó durante cinco horas, quedó visto para sentencia. La acusación particular mantuvo su petición de 22 años de cárcel para el procesado, mientras que la defensa y la Fiscalía pidieron la libre absolución.

“invención para hacer mucho daño”

La defensa de Miguel Ángel M. S. sostiene que la denuncia contra su cliente es una consecuencia más de la mala relación que mantiene con su exesposa y de un divorcio traumático. “Todo es una invención para hacer mucho daño”, dijo la abogada del acusado en su informe final. Además, recordó que le han presentado numerosas denuncias, que han sido archivadas.