Actualizado
miércoles, 18 abril 2018
20:28
h
URGENTE

Vertido de petróleo en China

Treinta y dos desaparecidos por el suceso, ocurrido a 160 millas de Shangái
Ver comentarios
  • EN EL OCÉANO. El petrolero iraní de bandera panameña arde en China, en un percance con pérdidas humanas y daños medioambientales.
    EN EL OCÉANO. El petrolero iraní de bandera panameña arde en China, en un percance con pérdidas humanas y daños medioambientales.

El Ministerio de Transportes chino confirmó un vertido de alcance todavía por determinar en el percance sufrido por el petrolero Sanchi, que transportaba hasta 136.000 toneladas de crudo —un millón de barriles, aproximadamente— en el momento de chocar contra un carguero del país asiático. El buque, registrado en Panamá, llevaba crudo iraní cuando colisionó con el barco CF Crystal a unas 160 millas náuticas de la costa de Shangái, según ha confirmado el Ministerio de Transporte. “El Sanchi flota en llamas. Hay una mancha de aceite y estamos acelerando los esfuerzos de rescate”, afirma el Gobierno de China. Al menos treinta y dos tripulantes están desaparecidos.

Las autoridades chinas enviaron varios buques de rescate, incluidas embarcaciones de bomberos en un intento por sofocar las llamas pese a las malas condiciones meteorológicas. La Agencia de Policía Marina de Corea del Sur también mandó una embarcación policial y un avión para colaborar en las labores de búsqueda y rescate. “Hay un enorme perímetro de llamas alrededor de la embarcación debido al derrame y las labores de búsqueda y rescate se realizan con dificultad”, apuntó el responsable de la Organización Marítima y de Puertos de Irán, Mohammad Rastad, en declaraciones a la televisión de su país. “Desafortunadamente, hasta este momento no hay noticias de la tripulación”, agregó el dirigente.

El Sanchi fue construido en 2008 y es gestionado por la National Iraninan Tanker Co. (NITC). Tenía prevista su llegada a Daesan (Corea del Sur) ayer, procedente de la isla iraní de Jarg. El otro barco siniestrado, transportaba 64.000 toneladas de grano de Estados Unidos a la provincia china de Cantón y sus veintiún tripulantes fueron rescatados.

La agencia de noticias oficial iraní infornó, citando al portavoz del Ministerio del Petróleo iraní, Kasra Nuri, de que el petrolero tenía bandera panameña, aunque era propiedad de una empresa nacional y había sido alquilado por la firma surcoreana Hanwha Total Petrochemical. La Embajada iraní en Pekín está en contacto con las autoridades chinas para informarse sobre los desaparecidos.