Actualizado
miércoles, 24 abril 2019
20:50
h
URGENTE

Una segunda consulta llevaría un año según Downing Street

La medida legal implicaría paralizar el actual proceso de ruptura con la UE
Ver comentarios
|
18/01/2019
  • APOYOS. Un defensor de la permanencia en Europa, a las puertas del Parlamento británico.
    APOYOS. Un defensor de la permanencia en Europa, a las puertas del Parlamento británico.

La oficina de la primera ministra británica, Theresa May, asegura que organizar un segundo referéndum sobre la continuidad de Reino Unido en la Unión Europea llevaría alrededor de un año, lo que implicaría paralizar el actual proceso de ruptura, que tiene como fecha de vencimiento el 29 de marzo. Los llamamientos para un segundo referéndum han aumentado tras el abrumador rechazo de la Cámara de los Comunes al Tratado de Retirada pactado por el Gobierno de May. Sin embargo, fuentes de Downing Street defendió ayer en un encuentro con los periodistas que no es un proceso sencillo.

En este sentido, han asegurado que la reedición de la consulta de junio de 2016 llevaría un año desde el principio hasta el final del proceso, según informan medios como ‘Daily Telegraph’ o ‘The Guardian’. También se habría expuesto estas mismas conclusiones ante los diputados de la Cámara de los Comunes, en un aparente intento por demostrar la dificultad del proceso. May ha rechazado en reiteradas ocasiones la opción de la segunda consulta, en la medida en que considera que el cometido ahora pasa por cumplir con el mandato surgido del referéndum de 2016. Tampoco se plantea paralizar el proceso de ruptura, por lo que por ahora Reino Unido se dirige hacia una ruptura sin red el próximo 29 de marzo. Una encuesta de YouGov publicada este jueves concluye que un 56 por ciento de los votantes respaldarían que Reino Unido siguiese dentro del bloque comunitario si se repitiese el referéndum, frente al 44 por ciento que apostaría por la ruptura, informa la agencia de noticias Reuters. Se trata de la mayor distancia desde que YouGov elabora este tipo de análisis y, en cualquier caso, implica un cambio en relación a los resultados de la consulta de 2016, cuando hubo un 51,9 por ciento de británicos a favor del divorcio con la Unión Europea. Por otro lado, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que aglutina al 82% del tráfico aéreo mundial, advirtió ayer que el rechazo del Parlamento británico al acuerdo sobre el ‘Brexit’ entre Reino Unido y la UE, genera incertidumbre, y que una salida desordenada y sin acuerdo podría aumentar los precios de los billetes. La falta de acuerdo, por lo tanto, tendría efectos directos.

Corbyn pide a May descartar la ruptura
sin acuerdo

El líder de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, ha lamentado que la primera ministra, Theresa May, esté dispuesta a llevar al país a un “salto al vacío” y ha fijado como condición para una hipotética negociación que el Gobierno descarte de forma clara la posibilidad de abandonar la UE el 29 de marzo sin ningún acuerdo de por medio. “Para conseguir un acuerdo que pueda aglutinar una mayoría en el Parlamento, Theresa May tiene que aparcar las líneas rojas y tomarse en serio propuestas para el futuro”, reclamó Corbyn durante un acto en la ciudad inglesa de Hastings, un día después de que fracasase su moción de censura contra el Gobierno en la Cámara de los Comunes. Corbyn ha reconocido que, “por ahora”, el Ejecutivo ha superado el desafío opositor, pero ha subrayado que el equipo de May “ya solo tiene de gobierno el nombre”. En este sentido, ha afirmado que la mejor solución para el país pasa por unas elecciones anticipadas y ha asegurado que el Partido Laborista es el único que puede romper la actual polarización, según medios británicos. El plazo para llegar a un acuerdo es el 29 de marzo, fecha en la que Reino Unido abandonará el bloque. May asegura que el actual Tratado de Retirada es la única opción.