Actualizado
lunes, 24 julio 2017
12:48
h
URGENTE

Putin descarta la expulsión de diplomáticos estadounidenses

El presidente de Rusia esperará a ver los pasos de su homónimo en EE UU
Ver comentarios
|
31/12/2016
  • CINE. Vladimir Putin sostiene una espada durante el rodaje de una película.
    CINE. Vladimir Putin sostiene una espada durante el rodaje de una película.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró que el Gobierno ruso no responderá con la expulsión de diplomáticos estadounidenses después de que el Departamento de Estado norteamericano anunciara el jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos.

“Nos reservamos el derecho a tomar contramedidas, pero no bajaremos al nivel de la diplomacia primitiva e irresponsable y estudiaremos los pasos siguientes para restablecer las relaciones ruso-estadounidenses en función de la política que aplique la Administración del presidente Donald Trump”, aseguró Putin, en un comunicado. Además, afirmó que Rusia no creará “problemas a los diplomáticos estadounidenses” y que “nadie” será expulsado del territorio ruso.

El mandatario ruso se pronunció así después de que el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, le propusiera declarar personas no gratas a 31 empleados de la Embajada de EE UU en Moscú y a cuatro empleados del Consulado General en San Petersburgo. “No podemos dejar sin respuesta semejantes invectivas. La reciprocidad es la ley de la diplomacia y de las relaciones internacionales”, aseguró el jefe de la diplomacia rusa.

El titular de Exteriores ruso también sugirió que a los diplomáticos de Estados Unidos se les prohiba seguir usando la casa de campo en el parque Serebriani Bor, en el noroeste de Moscú, y un almacén en la calle Dorózhnaya, en el sur de la capital rusa.

“Confiamos en que estas propuestas serán examinadas lo más rápido posible”, señaló Lavrov. El Departamento de Estado de EE UU declaró el jueves personas no gratas a 35 diplomáticos rusos, para lo que le dan 72 horas de plazo para abandonar el país, y ordenó el cierre de dos inmuebles en Maryland y Nueva York, que habría sido utilizados por diplomáticos rusos supuestamente para espiar.

Además, Obama reformó una orden ejecutiva de 2015 para imponer sanciones a cinco entidades y a seis individuos rusos por supuestos ciberataques para interferir en el curso de las elecciones presidenciales. La CIA y otras agencias de seguridad estadounidenses concluyeron este mes que Rusia intervino en las elecciones presidenciales celebradas el 8 de noviembre para propiciar la victoria del candidato republicano, Donald Trump, con posiciones más cercanas al Kremlin.

Donald Trump aplaude la acción del Gobierno ruso

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aplaudió el “gran movimiento” del mandatario ruso, Vladimir Putin, al no expulsar a diplomáticos norteamericanos como represalia por las medidas adoptadas por la Administración de Barack Obama. “Siempre supe que era muy listo”, destacó Trump, en un mensaje de Twitter en el que citó expresamente al presidente de Rusia.

El Gobierno estadounidense ordenó el jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos, en el marco de una nueva ronda de sanciones que ya se venía anticipando. Putin, en contra de lo que cabía esperar en estos casos, descartó que vaya a tomar represalias para no caer “al nivel de la diplomacia primitiva e irresponsable”. Trump y Putin abogaron en varias ocasiones por revisar el actual mal estado de las relaciones entre Moscú y Washington, evidenciando una buena sintonía que no ha hecho sino alimentar las especulaciones sobre la supuesta injerencia de Rusia en el reciente proceso electoral de Estados Unidos. Putin, de hecho, se acordó de Trump en sus mensajes de Año Nuevo, con los que quiso enviar sus buenos deseos a dirigentes internacionales, y espera mantener una relación “constructiva y pragmática” con el nuevo Gobierno de EE UU a partir del 20 de enero.