Actualizado
miércoles, 19 septiembre 2018
21:24
h
URGENTE

Obama y Xi tratan los asuntos más espinosos en una reunión

Los líderes políticos abordan el conflicto territorial del mar de China Meridional
  • RELACIONES BILATERALES. Barack Obama y Xi Jinping estrechan lazos.
    RELACIONES BILATERALES. Barack Obama y Xi Jinping estrechan lazos.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvieron una “franca” conversación en la que abordaron los temas más espinosos de la relación bilateral tales como el conflicto territorial del mar de China Meridional, los derechos humanos en el gigante asiático o la seguridad en Internet.

La Casa Blanca informó de este encuentro, en el que Obama le trasladó a Xi que China debería cumplir con la reciente sentencia del Tribunal Permanente de Arbitraje que da la razón a Filipinas en la disputa sobre la soberanía sobre un amplio sector del mar de China Meridional. Además, emplazó a China a estar a la altura del acuerdo bilateral sobre ciberseguridad y lucha contra la piratería en Internet y le pidió respeto a los Derechos Humanos con mención especial a la libertad religiosa.

“El presidente ha reafirmado que Estados Unidos va a trabajar con todos los países de la región para defender los principios del Derecho Internacional, el comercio legal sin barreras y la libertad de navegación y sobrevuelo”, informó la Casa Blanca en un comunicado tras la reunión. Por su parte, la agencia de noticias oficial china, Xinhua, informó de que Xi trasmitió a Obama la necesidad de que los dos países respeten los principios del no conflicto, no confrontación, respeto mutuo, cooperación beneficiosa para ambas partes, profundización de la confianza y la colaboración y la gestión de las diferencias de forma constructiva para avanzar hacia un desarrollo estable y sólido de las relaciones bilaterales. Xi además destacó desde la ciudad de Hangzhou (este), sede de la cumbre del G-20, que las relaciones chino-estadounidenses son de “importancia estratégica” y destacó la “fructífera” cooperación lograda hasta ahora en el marco del G-20.

Por otro lado, Barack Obama, aseguró que las relaciones de seguridad con Turquía no se vieron perjudicadas por el fallido golpe de Estado lanzado por un grupo de militares rebeldes el pasado 15 de julio. “No hemos visto un efecto reductor en nuestras relaciones de seguridad”, dijo Obama en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN antes de partir hacia China para participar en la cumbre del G20. Obama indicó que Turquía “sigue trabajando para derrotar al Estado Islámico”. “Es un socio importante en un gran número de asuntos de seguridad en la región”, ha añadido. Además, ha subrayado que “sigue siendo un aliado fuerte de la OTAN”. Interrogado sobre si le preocupa la estabilidad en Turquía tras la asonada militar, contestó que “se ha producido un terremoto político y social” que obliga a las autoridades a “reconstruir”. “Cómo lo hagan es lo importante”, consideró. A este respecto, ha sostenido que Estados Unidos hará a Turquía “críticas honestas” si observa que las medidas adoptadas por el Gobierno presidido por Recep Tayyip Erdogan tras el golpe de Estado amenazan los vínculos bilaterales.

Entre los asuntos, los políticos abordaron la lucha contra la piratería en Internet