Actualizado
domingo, 16 junio 2019
12:45
h
URGENTE

May accede a preguntar por otro referéndum

La primera ministra lanza una batería de compromisos
Ver comentarios
|
22/05/2019
  • Un respiro. Theresa May se plantea ahora un cambio de rumbo para conseguir los apoyos necesarios.
    Un respiro. Theresa May se plantea ahora un cambio de rumbo para conseguir los apoyos necesarios.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, anunció que la ley del Brexit que será sometida a votación en junio en la Cámara de los Comunes incluirá cambios para sortear las actuales suspicacias de los diputados, obligando a los diputados a pronunciarse por ejemplo sobre una posible unión aduanera “temporal” con la UE y un segundo referéndum. May esbozó ayer en un discurso las grandes líneas del texto que prevé publicar el Gobierno en los próximos días y que, según los planes del propio Gabinete, será sometido a votación en la semana del 3 de junio. La Ley del Acuerdo de Retirada llegará por cuarta vez al Parlamento —“última oportunidad”— sin garantías de salir adelante. Para intentar lograr el apoyo que necesita de conservadores y laboristas, y tras las fallidas conversaciones con el principal partido de la oposición, la ‘premier’ explicó que está dispuesta a una solución de “compromiso” que posibilite que Reino Unido abandone la Unión Europea con garantías y no de forma abrupta, como ya plantean los ‘tories’ más radicales. May admitió que cerrar el Brexit está siendo “más duro de lo que había previsto” y argumetnó que, por su parte, ha hecho “todo lo posible”, incluso ofrecerse para dejar el cargo antes de lo previsto. “No es suficiente”, lamentó durante su alocución en la sede de PricewaterhouseCoopers, en la que instó a los diputados a revisar los detalles del nuevo plan. El nuevo texto incluirá una “obligación legal” para que el Gobierno busque “alternativas” al plan de emergencia que la UE planteó para la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.