Actualizado
lunes, 27 marzo 2017
13:00
h
URGENTE

Martin Schulz se convierte en el rival de Angela Merkel

Unanimidad en la elección del candidato por el SPD a los comicios alemanes
Ver comentarios
  • TRIUNFO. Martin Schulz, en el centro festeja el éxito y es felicitado por sus compañeros de partido.
    TRIUNFO. Martin Schulz, en el centro festeja el éxito y es felicitado por sus compañeros de partido.

El ex presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, fue elegido por unanimidad presidente del Partido Socialdemócrata (SPD) y nominado oficialmente como candidato a las elecciones legislativas del 24 de septiembre. Schulz, de sesenta y un años, obtuvo todos los votos de unos seiscientos delegados reunidos en un congreso extraordinario en Berlín con el encargo de poner fin a doce años de hegemonía de la canciller Angela Merkel, democristiana.

“Creo que este resultado es el comienzo de la conquista de la cancillería”, dijo un emocionado Schulz. En un discurso previo a la votación, y en el que fue ovacionado durante varios minutos, el líder de la centro-izquierda anunció que presentará a finales de junio un programa electoral de “justicia, respeto y dignidad”, pero no entró en detalles. “Si no velamos porque en este país haya más justicia, no lo hará nadie”, proclamó Schulz, considerado el rival de mayor peso para Merkel, quien busca su cuarto mandato.

El dirigente que ocupó un escaño en el Parlamento europeo durante veintidós años y medio, formuló un fervoroso alegato a favor de la Unión Europea, que calificó del “mejor regalo que ha recibido la República Federal de Alemania en su joven historia”. Schulz defendió la propuesta de suavizar algunos aspectos de la reforma del mercado laboral promovida hace 14 años por el entonces canciller socialdemócrata Gerhard Schrö- der pero al mismo tiempo elogió la llamada “Agenda 2010”. También arremetió contra los populistas de derechas de Alternativa para Alemania (AfD). “La AfD no es una alternativa para Alemania. Es sencillamente una vergüenza para la República Federal”, dijo en alusión a unas polémicas declaraciones de un dirigente de la agrupación que calificó de “monumento de la vergüenza” el sitio recordatorio del Holocausto en Berlín.

Asimismo Schulz anticipó una campaña limpia y justa. “Esto es una lección para la campaña estadounidense de Donald Trump. La denigración, el manejo de noticias falsas, la condena generalizada de grupos enteros de personas no puede tener cabida en Alemania”. Schulz sucede al vicecanciller y ministro Sigmar Gabriel.