Actualizado
domingo, 18 noviembre 2018
17:40
h
URGENTE

Los demócratas mantienen su ventaja en la Cámara Baja

Un nuevo sondeo indica que el 54% de la intención de voto es demócrata
Ver comentarios
|
07/11/2018
  • ELECCIONES. Capitolio de Estados Unidos en Washington.
    ELECCIONES. Capitolio de Estados Unidos en Washington.

El Partido Demócrata parte con ventaja en las elecciones para la Cámara de Representantes de Estados Unidos, según un sondeo publicado por la firma Gallup en plena jornada electoral calcula que más de la mitad de los ciudadanos se inclinarán por candidatos vinculados a esta formación política. La encuesta, en la que se analiza la opinión de 675 probables votantes, sitúa en el 54% la intención de voto para los demócratas. En cambio, solo un 43% de los entrevistados afirmaron que votarían por el aspirante republicano en su circunscripción para la Cámara Baja. Sin embargo, este dato contrasta con las expectativas que tiene la ciudadanía para esta jornada. Así, una de cada dos personas encuestadas prevé que los republicanos mantengan el control de la Cámara de Representantes, frente al 44% que vaticina una victoria demócrata, según el portal de noticias “The Hill”.

Los demócratas necesitan hacerse con 23 escaños más para recuperar la Cámara de Representantes, un escenario probable según todos los sondeos. Más difícil lo tendrían en el Senado, ya que aunque solo necesitan aumentar su presencia en dos legisladores, la mayoría de los escaños en juego están ya de su lado.

La elección de 36 gobernadores será clave para el futuro electoral del país, principalmente para las presidenciales de 2020. Las batallas en Georgia y Florida, donde candidatos demócratas negros se enfrentan a republicanos blancos apoyados por el presidente, Donald Trump, atrajeron en gran medida los titulares de la prensa. En el estado de Georgia, Stacey Abrams trata de convertirse en la primera gobernadora afroamericana del país. Ella y Andrew Gillum, en Florida, también serían los primeros gobernadores negros en sus estados. Abrams, de 44, y Gillum, de 39, están poniendo a prueba una nueva senda liberal en los estados del sur, donde los demócratas tradicionales de centro han perdido repetidamente. Buscan atraer a grandes cantidades de jóvenes votantes y minorías, que típicamente se inclinan por los demócratas pero a menudo no votan en los años en que no hay elecciones presidenciales. “Es un experimento muy grande”, destaca Jennifer Duffy, que analiza para Cook Political Report. “La participación en ambos estados va a importar mucho”, subraya.