Actualizado
viernes, 20 octubre 2017
21:07
h
URGENTE

La ONU culpabiliza a Maduro

Naciones Unidas denuncia la violación de los derechos humanos en Venezuela
Ver comentarios
|
09/08/2017
  • GOBIERNO. Nicolás Maduro ondea una bandera de Venezuela.
    GOBIERNO. Nicolás Maduro ondea una bandera de Venezuela.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Husein, responsabilizó de las violaciones de Derechos Humanos que tuvieron lugar en Venezuela en el marco de la actual crisis política, entre las que mencionó torturas, detenciones arbitrarias y uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, “a las más altas autoridades del Gobierno” de Nicolás Maduro. “La responsabilidad de las violaciones de los Derechos Humanos que hemos registrado descansa en las más altas autoridades del Gobierno”, dijo Al Husein en un comunicado que anticipa los resultados de una investigación sobre la situación en Venezuela llevada a cabo por la ONU entre el 6 de junio y el 31 de julio en base a 135 entrevistas con víctimas, testigos, periodistas, médicos, abogados y la Fiscalía y a información enviada por el Defensor del Pueblo.

La ONU se hizo eco de testimonios que denuncian un uso sistemático de “fuerza desproporcionada” por parte de los agentes de seguridad contra quienes protestan contra Maduro para “inspirar miedo, acallar a los disidentes y evitar que los manifestantes se reunieran y llegaran a las instituciones públicas para presentar sus peticiones”. “Las instancias gubernamentales en muy raras ocasiones condenaron esos incidentes”, reprochó. “Los testigos han relatado cómo las fuerzas de seguridad habían disparado sin previo aviso gases lacrimógenos y perdigones contra los manifestantes antigubernamentales. Varias de las personas entrevistadas afirmaron que los gases lacrimógenos fueron disparados a corta distancia y que la Policía usó como munición canicas, perdigones, tuercas y tornillos (...) También habrían recurrido al uso de fuerza letal”, detalló Al Husein. El Alto Comisionado llamó la atención sobre las acciones contra los periodistas encargados de cubrir las protestas contra el Palacio de Miraflores. De acuerdo con las declaraciones recogidas, “algunos han recibido impactos de cartuchos de gas lacrimógeno y perdigones, a pesar de que llevaban claramente visible su distintivo de medio de comunicación, y en varias ocasiones han sido detenidos y amenazados”.