Actualizado
viernes, 17 noviembre 2017
20:07
h
URGENTE

Irán pone fin a los rescates

Aumenta a 530 el balance de muertos por el terremoto en la frontera
Ver comentarios
|
15/11/2017
  • DESASTRE. El presidente iraní, Hassan Rouohani llega al lugar azotado por el terremoto.
    DESASTRE. El presidente iraní, Hassan Rouohani llega al lugar azotado por el terremoto.

Al menos 530 personas murieron y más de 7.400 resultaron heridas por el terremoto de magnitud 7,3 que sacudió el domingo por la noche zonas fronterizas entre Irán e Irak, según un nuevo recuento de víctimas divulgado y que aún podría aumentar mucho más en los próximos días.

El seísmo se cebó especialmente con la provincia iraní de Kermanshá y, en particular, con el condado de Sarpol-e Zahab, a unos 15 kilómetros de la frontera iraquí. Hasta esta región se desplazó el presidente iraní, Hasán Rohani, que prometió ayuda para los damnificados, según la agencia Mehr.

Las autoridades iraníes anunciaron el fin de las operaciones de búsqueda y rescate, al considerar que hay pocas posibilidades de recuperar a más personas con vida, pero el vicegobernador de Kermanshá, Mojtaba Nikkerdar, apuntó que aún podrían quedar víctimas entre los escombros. “No esperamos que el número de muertos y heridos suba mucho, pero subirá”, admitió en declaraciones a la televisión estatal. Unas 30.000 viviendas sufrieron daños por los temblores, lo que dejó a miles de personas sin hogar. Muchas optaron por campamentos improvisados, pero otros optaron por dormir al raso ante el temor de que se produzcan nuevas réplicas —ya ha habido unas 200, según la agencia Reuters—.

“Necesitamos ayuda. Necesitamos de todo. Las autoridades deberían darse prisa”, declaró a la televisión una joven que se quedó sin casa y que, junto a su familia, pasó la noche sin un techo donde cobijarse y a merced del frío por la falta de tiendas. En el caso de Irak, los daños más graves se registraron en Darbandijan, unos 75 kilómetros al este de Suleimaniya, situada en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí.

El ministro de Sanidad de la región semiautónoma, Rekaut Rashid, detalló que cuatro personas murieron en Darbandijan, dos en Garmian y una en Sulaimani.

En declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters, indicó que el principal hospital del distrito sufrió graves daños y se quedó sin suministro eléctrico, por lo que los heridos están siendo trasladados a Suleimaniya. “La situación es muy crítica”, dijo.