Actualizado
domingo, 17 diciembre 2017
13:43
h
URGENTE

El culpable de Marsella fue radicalizado por su hermano

El joven fue puesto bajo vigilancia de la Policía en 2014, al llegar a Italia
Ver comentarios
|
10/10/2017
  • TERRORISMO. Miembros del cuerpo de la Policía Italiana y el ejército.
    TERRORISMO. Miembros del cuerpo de la Policía Italiana y el ejército.

La Policía italiana informó de que es muy probable que el hombre que mató a dos mujeres con un cuchillo a la salida de la estación de tren de Marsella la semana pasada fuera radicalizado por su hermano, que estuvo luchando con el Estado Islámico en Siria e Irak.

La Policía italiana arrestó al joven tunecino, Anis Hannachi, en el norte de Italia el pasado sábado por la noche. El joven, de 25 años, llevaba en el país desde el pasado 4 de octubre. Su hermano mayor, Ahmed, de 29 años, fue abatido por un soldado francés después de matar a las dos mujeres el pasado 1 de octubre.

Ahmed vivió en Roma con su mujer, ciudadana italiana, desde 2008 hasta 2014 y era conocido por la Policía del país por varios delitos menores, según informó el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía, Franco Roberti.

“Ahmed nunca mostró ningún signo de radicalización en Italia”, aseguró Roberti. “La hipótesis que estamos barajando es que su hermano pequeño le radicalizase”, dijo. El Estado Islámico reivindicó la autoría, pero no nombró a Ahmed como responsable.

Anis se negó a declarar para la Policía italiana, según informó Roberti. Fue arrestado después de que las autoridades francesas emitiesen una orden de arresto internacional. De acuerdo con la Policía italiana, el joven será extraditado a Francia.

“Anis estaba en el punto de mira por ser un individuo peligroso que probablemente había sido miliciano en el extranjero”, explicó Claudi Galzerano, director de una unidad antiterrorista de la Policía. Anis fue arrestado acusado de ser cómplice del ataque llevado a cabo por su hermano y de formar parte del grupo terrorista.

El joven ya fue puesto bajo vigilancia de la Policía italiana en 2014, cuando llegó a Italia en un barco de manera ilegal y fue repatriado de forma inmediata.

Según contó la Policía italiana, el joven no llevaba ningún tipo de identificación en el momento de su arresto, dio un nombre falso y les dijo que era argelino.

La mujer del atacante de Marsella aseguró en una entrevista con el diario italiano “Corriere della Sera” que sigue sin creer que Ahmed se hubiera convertido en un islamista radical.

“No le importaba la religión”, aseguró Ramona Cargnelutti durante la entrevista.