Actualizado
domingo, 21 enero 2018
20:59
h
URGENTE

Despliegue revolucionario

Dispositivo para reprimir las protestas antigubernamentales desatadas en Irán
Ver comentarios
|
04/01/2018
  • FUERZAS. Militares de la Guardia Revolucionaria de Irán, preparada para el ataque.
    FUERZAS. Militares de la Guardia Revolucionaria de Irán, preparada para el ataque.

El comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Mohamad Alí Jafari, anuncia que este cuerpo de élite se desplegará en tres provincias —Isfahan, Lorestan y Hamadan— para hacer frente a “la nueva sedición”, en alusión a las protestas antigubernamentales que desde casi una semana recorren la República Islámica.

Hasta ahora, las autoridades iraníes se habían abstenido de enviar a la Guardia Revolucionaria o a la milicia Basij para reprimir las manifestaciones contra el Gobierno, algo que sí hicieron en 2009, cuando cientos de iraníes se echaron a las calles para denunciar fraude en la reelección de Mahmud Ahmadineyad.

Entonces, la dura represión de las fuerzas de élite se saldó con 55 muertos y unos 4.000 detenidos. Desde el pasado 28 de diciembre, cuando comenzaron las revueltas, al menos 21 personas han fallecido y más de 450 personas han sido arrestadas. Jafari ha atribuido las protestas a agentes externos. En concreto, acusó a Estados Unidos, Arabia Saudí e Israel de intentar infiltrar a elementos terroristas en Irán para provocar el caso. El general aseguró que han tratado de introducir a miembros de Estado Islámico que, según ha asegurado, ya han sido neutralizados.

Por su parte, Hamidreza Abolhassani, jefe del Departamento de Justicia de la ciudad de Borujerd, contó a la agencia de noticias Tasnim que un ciudadano europeo ha sido detenido en dicha localidad. “La persona había sido entrenada por los servicios de Inteligencia europeos y estaba liderando las protestas”, ha afirmado.

Las protestas arrancaron el pasado jueves con las malas condiciones económicas en el país como principal queja, pero los manifestantes ya han empezado a entonar cánticos políticos. “Muerte al dictador”, se escuchó en alusión al líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei.

Ayer miércoles, en respuesta, tuvieron lugar las primeras manifestaciones a favor del Gobierno. La televisión estatal llegó a emitir imágenes en directo de marchas en Kermanshah, Ilam y Gorgan. “La sangre en nuestras venas es un regalo para nuestro líder” y “No dejaremos solo a nuestro líder”, corearon.