Actualizado
jueves, 22 noviembre 2018
11:23
h
URGENTE

Ban Ki Moon insiste en el diálogo y parar el fuego en Siria

El secretario general de Naciones Unidas se reunirá con John Kerry, altos oficiales rusos y de la Unión Europea

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, reclamó la reanudación de las conversaciones de paz para permitir un alto el fuego en Siria y la entrega de ayuda humanitaria a la población de las zonas más afectadas del conflicto. “Insto firmemente a reanudar las negociaciones de forma que haya un cese de las hostilidades y podamos entregar asistencia humanitaria”, expresó en rueda de prensa tras participar en el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo con motivo del voto para aprobar la ratificación del Acuerdo de París contra el cambio climático. Ban Ki Moon explicó que se desplazará a Bruselas para participar en la Conferencia Internacional sobre Afganistán, en la que tendrá la ocasión de reunirse con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y con altos oficiales rusos, así como con representantes de la Unión Europea.

Precisamente, el enviado especial de Naciones Unidas para el conflicto sirio, Staffan de Mistura, mantiene “intensas consultas” para intentar reanudar las conversaciones de paz, según aseguró su portavoz, Jessy Chahine, un día después de que EE UU rompiese el diálogo con Rusia para negociar un posible alto el fuego. Así, el secretario general de Naciones Unidas apuntó que “la mayoría” de los estados miembros de la UE recibieron y acomodaron a refugiados procedentes del conflicto de Siria, al mismo tiempo que reivindicó la “responsabilidad social” para acoger a los migrantes. “Un sólo país no puede manejar —la crisis de refugiados—. Necesitamos solidaridad global y unidad global”, reclamó, antes de defender que es imposible encontrar una solución militar a la guerra siria y reivindicar una solución política. También subrayó que, además de conflictos armados e inestabilidad política, las consecuencias del cambio climático es otro de los factores que provoca que miles de personas abandonen sus países y busquen refugio en otros lugares. Por ello, afirmó que responder al cambio climático reducirá “significativamente” el número de gente que se ve obligada a “huir” de sus países.

Por otra parte, EE UU sopesa “un amplio rango de opciones”, tanto unilaterales como colectivas, para abordar la situación en Siria, tras la ruptura del diálogo con Rusia por la escalada militar del régimen de Bashar al Assad, según informó el Departamento de Estado. “Siempre consideramos opciones unilaterales (...) pero también vemos cómo podemos obtener ventajas y trabajar con otros miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria”, dijo el portavoz estadounidense Mark Toner, en la rueda de prensa diaria.

El Gobierno de Barack Obama cumplió el lunes sus amenazas y rompió el diálogo con Rusia para negociar fórmulas con las que avanzar en la resolución de la guerra en Siria, al considerar que el Kremlin no respetó los compromisos adquiridos. Washington reprochó a Moscú que no haya usado su influencia para intentar que el régimen sirio respete unos estándares mínimos y que, en su lugar, haya optado por apoyar su ofensiva militar, que se centró nuevamente en la castigada ciudad de Alepo. El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, defendió que su Gobierno seguirá comprometido con la búsqueda de soluciones a la guerra.