Actualizado
lunes, 22 octubre 2018
10:32
h
URGENTE

Avance negociador en Alemania

La canciller, Angela Merkel, hace un esfuerzo para que se reedite la gran coalición con el Partido Socialdemócrata
Ver comentarios
  • DIÁLOGO. La canciller Angela Merkel, junto al líder del Partido Sociadelmocrática, Martin Schulz.
    DIÁLOGO. La canciller Angela Merkel, junto al líder del Partido Sociadelmocrática, Martin Schulz.

La canciller alemana, Angela Merkel, avanzó que a las conversaciones con el partido Socialdemócrata para un Gobierno de gran coalición les esperan momentos difíciles. Fue antes de dar comienzo al segundo día de negociaciones. “Todavía quedan cuestiones importantes por resolver”, declaró la dirigente y líder conservadora antes de entrar en la sede de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU). “Entro con buena voluntad, y a la espera de hablar de cuestiones serias”, añadió. La canciller, que calificó el día de hoy de “decisivo”, no se atrevió a pronosticar cuál sería el desenlace.

“Nos hemos reunido aquí hoy nuevamente para la ronda decisiva de negociaciones. Todavía no es posible decir cuánto durará. Hicimos un buen trabajo ayer, pero aún hay cuestiones importantes que deben resolverse”, concluyó la política teutona. Los dos partidos buscan sellar este acuerdo para renovar la gran coalición que ha gobernado desde 2013 la mayor economía de Europa. Sin embargo, fuentes próximas a las conversaciones dicen que las negociaciones para una alianza podían alargarse hasta hoy o mañana.

El SPD quiere demostrar a sus bases, más escépticas con la coalición, que puede presionar para que se desarrollen esas políticas como socio minoritario de la alianza con los conservadores de Merkel. Muchos de los 443.000 militantes del SPD —que tendrán la oportunidad de votar sobre cualquier acuerdo de coalición— preferirían que su partido se convierta en oposición en lugar de firmar otra alianza con Merkel, después de que los socialdemócratas sufrieron su peor resultado electoral desde la posguerra en las elecciones del mes de septiembre.

Ambas partes avanzaron en política laboral y acordaron el viernes que los empleados de empresas de más de 45 trabajadores tengan el derecho de cambiar entre trabajo a tiempo completo o parcial. La sanidad es un gran obstáculo en las negociaciones y fuentes de las formaciones dicen que Merkel y su aliado bávaro, Horst Seehofer, debatieron el asunto el sábado antes de la primera reunión con el SPD. Los conservadores rechazan sustituir el actual sistema con un “seguro ciudadano”, como lo denomina el SPD a una de las medidas sociales.

consenso en políticas migratorias

Los partidos también esperan abordar en las negociaciones otras cuestiones, como las finanzas, los alquileres y los precios inmobiliarios o la agricultura. El viernes alcanzaron un acuerdo sobre políticas de migración, que confirma el borrador de enero, por el que los partidos no esperan que la entrada de personas procedentes de fuera de la Unión Europea supere las 220.000 cada ejercicio.

unA senda iniciada con schröder

El entendimiento entre el Partido Sociadelmócrata y Angela Merkel se remonta a años atrás, concretamente a 2005, Gerhard Schröder era el máximo responsable del SPD. Después de perder los comicios por un escaso margen, Schröder entabló una ardua negociación con la dirigente conservadora. Finalmente hubo “fumata blanca” y se formó un Ejecutivo con Merkel al frente.