Actualizado
jueves, 23 mayo 2019
22:40
h
URGENTE

Ataque terrorista en Nueva Zelanda

Un asalto a dos mezquitas en la Isla Sur deja al menos 49 muertos y 41 heridos
Ver comentarios
|
16/03/2019

Al menos 49 personas murieron y otras 41 resultaron heridas en un ataque terrorista contra dos mezquitas en el municipio de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, según informó el jefe de la Policía neozelandesa, Mike Bush. En una comparecencia ante la prensa a las 21:00 horas, el jefe de la Policía neozelandesa dijo que murieron 41 personas en la mezquita de la avenida Deans y otras siete en la mezquita de Linwood, además de una persona que falleció poco después en un hospital por la gravedad de las heridas sufridas. El anterior balance facilitado por la primera ministra del país, Jacinda Ardern, era de 40 muertos y 20 heridos graves. Ardern aseguró que la situación vivida “no tiene precedentes” en la historia reciente de Nueva Zelanda y dejó claro que se trata de un ataque terrorista.

“Está claro que esto solo puede describirse como un ataque terrorista. Por lo que sabemos, parece estar bien planeado”, señaló la primera ministra neozelandesa, según informó el diario “New Zealand Herald”. Al menos cuatro personas —tres hombres y una mujer— se encuentran bajo custodia policial, tal y como anunció la Policía neozelandesa. Uno de los atacantes retransmitió en directo por redes sociales un vídeo con su ataque contra una de las mezquitas. “La Policía está interrogando a los detenidos, de los cuales ninguno estaba fichado por las autoridades”, manifestó la primera ministra neozelandesa. Ardern dijo que se encontraron dos artefactos explosivos en los vehículos de los sospechosos de haber perpetrado el atentado y que han sido neutralizados. La primera ministra neozelandesa aseguró que los detenidos no estaban en ninguna lista de seguimiento por terrorismo.

“Hay cuatro individuos que han sido detenidos pero tres están conectados con este ataque y están bajo custodia, uno de los cuales ha dicho públicamente que es australiano”, explicó. “Hay personas que yo las describiría como de visiones extremistas que no tienen absolutamente ningún lugar en Nueva Zelanda y que, de hecho, no tienen lugar en el mundo”, dijo Ardern. “Aunque no tenemos ninguna razón para creer en esta fase que hay otros sospechosos, no lo estamos dando por supuesto en este momento”, apostilló. “Quiero enviar un mensaje a aquellos directamente afectados. Para muchos este no es el lugar en el que nacieron. Para muchos Nueva Zelanda fue su elección (...) un lugar al que muchos vinieron por su seguridad. Un lugar donde era seguro practicar su cultura y religión”, subrayó.

El principal sospechoso llevaba escrito en su fusil el nombre de otros autores de matanzas relacionadas con la ultraderecha. Entre ellos figuraba Josué Estébanez, el condenado a 26 años de prisión por asesinar al joven antisistema Carlos Palomino de una puñalada en el pecho en 2007 en el Metro de Madrid. El individuo, según el “Sydney Morning Herald”, se identificó ante la Policía como Brenton Tarrant, un nombre que coincide con el de un varón de 26 años de edad, nacido en Grafton y propietario de una cuenta de Twitter y Facebook del mismo nombre en las que colgó un manifiesto de contenido xenófobo y ultranacionalista. La Policía de Nueva Zelanda de forma oficial no relacionó a Brenton Tarrant con la matanza ni realizó ningún comentario sobre las armas ni las inscripciones. El atentado fue difundido por Facebook Live y en las imágenes se aprecia que las armas llevaban inscripciones con pintura blanca. Tarrant habría colgado días antes en su cuenta personal de Twitter —ya clausurada— imágenes de las armas que presuntamente utilizaría.