Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
05:38
h
URGENTE

Acnur pide el traslado de 1.500 personas lejos de los combates

Ver comentarios
|
13/04/2019

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, urge a evacuar a los 1.500 migrantes y refugiados que se calcula que siguen en centros de detención en Trípoli y sus alrededores, ante la escalada de los combates entre las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar y el Gobierno libio. Grandi denuncia en un comunicado que muchas de estos centros de detención, entre los que ha mencionado los de Ain Zara, Abu Sleim y Qasr Bin Ghashir, al sur de la capital libia, se encuentran en lugares a donde han llegado las hostilidades. “Son gente que está en las circunstancias más peligrosas y vulnerables. Han huido del conflicto y la persecución en sus propios países para quedar atrapados de nuevo”, dijo Grandi. “El peligro que corren sus vidas crece cada hora. Deben ser llevados a un lugar seguro urgentemente. Es una cuestión de vida o muerte”, dijo. Desde que Haftar lanzara la semana pasada una ofensiva sobre el Gobierno de unidad nacional, reconocido por la comunidad internacional, desde su feudo del este de Libia, más de 9.500 personas han escapado de sus hogares, ha indicado Acnur. Esta semana, la agencia de la ONU ha estado intentando garantizar el traslado de los migrantes y refugiados detenidos desde estos centros a lugares seguros, incluidas unas instalaciones de Acnur en Trípolí.