Actualizado
martes, 11 diciembre 2018
13:39
h
URGENTE

Las empresas reclaman más tecnología contra los fraudes

Más de 80 profesionales del sector oleícola participan hoy —ayer ya empezaron— en unas jornadas formativas organizadas por la Agencia Andaluza del Conocimiento.

Ver comentarios
|
06/05/2015

Comenzaron en Geolit, pero ahora están en Ifeja dentro de la Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias Afines (Expoliva). Representantes de empresas, centros tecnológicos, grupos de investigación y universidades conforman el grueso de asistentes a estas jornadas que se centran en temáticas relacionadas con el aceite de oliva y la aceituna de mesa. La actividad forma parte del conjunto de iniciativas programadas por el proyecto europeo Trafoon, que busca impulsar la transferencia de conocimiento y la competitividad de las pequeñas y medianas empresas productoras de alimentos tradicionales en regiones de 13 países.

El proyecto ha analizado las necesidades de los negocios para establecer un inventario de la tecnología necesaria. Entre las más acuciantes, cabe mencionar la detección del fraude, que en el caso del aceite de oliva se ha convertido en un problema de dimensión europea derivado de la comercialización de aceites calificados como de oliva pero de menor calidad, y que se elaboran a partir de mezclas de aceites de distintos orígenes como, por ejemplo, el de avellana. Otra necesidad importante es la de aumentar la vida útil de los productos derivados del aceite y la aceituna, así como mejorar el etiquetado para incluir información nutricional detallada y útil para el consumidor, ayudándolo a distinguir y apreciar la calidad del producto. Asimismo, la gestión de residuos es otro de los puntos que más preocupan, ya que las balsas de salmuera y alpechines donde echan sus residuos las cooperativas, almazaras e industrias olivareras se han convertido en una preocupación importante que exige un protocolo de actuación para evitar posibles vertidos.