Actualizado
sábado, 21 octubre 2017
11:35
h
URGENTE

Endesa aísla dos torres en las que se electrocutaron 50 aves

La plataforma jiennense “Pon un tendido en tu punto de mira” ya logra los primeros resultados satisfactorios, apenas unos meses después de empezar a andar. “Hemos conseguido borrar del mapa de la muerte dos puntos negros que acumulaban más de cincuenta electrocuciones en los últimos cinco años”, anuncian, con gran satisfacción, desde su portal de la red social Facebook. Agradecen a la compañía Sevillana-Endesa, con la que ya mantuvieron una reunión, el aislamiento de los postes y el trabajo que están empezando a realizar para evitar que rapaces, algunas protegidas, se electrocuten. “Es indispensable mantener una línea de colaboración entre el movimiento asociativo, la ciudadanía y las compañías eléctricas para acabar con esta lacra, por el bien de todos”, defiende la plataforma.

Ver comentarios
|
21/05/2015

Uno de los postes en los que se ha intervenido es el de Pelpite, en Porcuna. Acumulaba más de cuarenta electrocuciones en los últimos cinco años y fue aislado el pasado 9 de mayo. En la misma fecha se trabajó en el punto negro de Garcíez, entre Jaén y Fuerte del Rey. En este caso, fallecieron varios búhos reales y ratoneros, según informó la organización animalista.
La Sociedad Ibérica para el Estudio y la Conservación de los Ecosistemas, con sede en Jaén, fue la que puso marcha la campaña “Pon un tendido en tu punto de mira”. Esta acción pretende crear un inventario de tendidos eléctricos potencialmente peligrosos para las aves a través de una red de voluntarios con el objetivo de llamar atención sobre el problema a compañías eléctricas y administraciones públicas y exigir que se corrijan. Las primeras acciones se centraron en la provincia jiennense, pero su éxito ha hecho que ya se hayan unido particulares y organizaciones de otros puntos de la geografía española.
En su trabajo de investigación detectaron que en solo cuatro líneas eléctricas de la provincia causaron la muerte de 67 ejemplares de diferentes especies de aves, de las cuales se han identificado 53, dada la antigüedad de algunos de los restos. Entre los cadáveres, hay ocho ejemplares de águila perdicera —una especie calificada como vulnerable en el Catálogo Español de Especies Amenazadas—. Busardo ratonero, búho real, cuervo, cigüeña blanca y grajilla son otras de las especias que han fallecido electrocutadas y que están incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.
La lista es tan amplia que, a fecha de 13 de febrero de 2015, se habían localizado más de 330 cadáveres. La plataforma explica que muchas de ellas usan los postes como oteaderos desde los que divisar a sus posibles presas, o simplemente los utilizan como lugar de descanso desde el que, además, pueden observar la llegada de posibles predadores. En la provincia de Jaén, la presencia de estos tendidos, que carecen de aislamiento con medidas anti-electrocución para aves, son una “auténtica trampa” en las amplias extensiones de monocultivo olivarero. La zona de mayor peligrosidad es La Campiña, tal y como alertan desde la organización animalista.