Actualizado
sábado, 15 junio 2019
23:30
h
URGENTE

Enamorados de la excelencia

Hay pocos despertares más atractivos en Jaén que el vivido por “The varietals”, el grupo de nueve expertos oleícolas que, desde el miércoles, visita la provincia para conocer algunos de los mejores vírgenes extra de España y del mundo.

Ver comentarios
|
07/11/2014
  • Image

La fortaleza del Castillo de Canena se abrió para acogerlos, de la mano de la familia Vañó y de María Parias, responsable de exportación a América y Reino Unido. La cena y el desayuno, al más puro estilo jiennense, fue solo un aperitivo de la intensa jornada, un día en el que conocieron todos los procesos de elaboración del caldo. Una ruta que, desde octubre, realizan rusos, japoneses, húngaros o austriacos, que se acercan hasta Jaén para presenciar la campaña.

No falto detalle alguno en su visita, hasta el punto de que el minibús en el que viajaba fue parado por la Guardia Civil en un control rutinario. En torno a las once de la mañana llegaron al Cortijo Guadiana, finca de la que la familia Vañó extrae sus caldos. El director de la compañía, Francisco Vañó, fue un anfitrión apasionado que transmitió a cada uno de los nueve visitantes su amor por la naturaleza y su creencia firme de que tradición e innovación forman un maridaje perfecto. Una comunión que se nutre, además, del compromiso mediambiental, con la reforestación de bosque mediterráneo o la reintroducción de aves, entre otros proyectos. La visita le valió para dar rienda a su capacidad como comunicador y quitarse esa espinita que lleva clavada en el corazón de no haber sido periodista.

La ruta empezó con la recolección de la aceituna arbequina, una campaña que comenzó el 9 de octubre y que ayer, precisamente, fue su último día. “Impresionante, en Italia cogemos el fruto a mano y tardamos muchísimo y aquí lo hacéis en apenas 16 segundos”. Era la reacción de Johnny Madge al comprobar el sistema de recolección de la empresa —combinación entre vibradora y vareado—.

Repartidos en tres todoterrenos, subieron hasta 650 metros de altitud, a lo alto de la finca, para ver toda su extensión. Bordeada por los ríos Guadiana Menor y Jandulilla, tiene a Sierra Mágina como fiel compañera, algo que impresionó a los expertos internacionales. Después de un arroz semicaldoso de manos de la cocinera Ana Montávez y regado con el Royal Temprano, descubrieron el que, quizás, sea el proyecto al que Francisco Vañó tiene más estima, el campo de varietales. Una plantación que nació en 2009 y que cuenta con unas 30 variedades de aceituna de la cuenca mediterránea que permitirá conocer cuáles son más adecuadas para ser cultivadas en la tierra y en el clima jiennenses.

El iceberg de la visita fue la llegada a la almazara, el Cortijo La Loma. Vieron el transporte y molturación del fruto, así como el batido en frío. Vañó se detuvo en cada detalle, hasta el punto de mostrar los paneles de filtrado. Y, por último, el envasado. Una ruta completa que dejó a expertos como el estadounidense David Neuman con la boca abierta. “No esperaba encontrarme esto en Jaén”, reconoció. Y es que, como defendió Vañó, estas visitas son fundamentales para buscar embajadores de Jaén fuera de España. Y, en el caso de “The varietals”, salieron enamorados .