Actualizado
jueves, 27 abril 2017
10:12
h
URGENTE

Claves para que la economía funcione

El matrimonio tiene que hacer el amor todos los días, todas las horas, todos los minutos y todos los segundos del año”. Ese es, para el economista Leopoldo Abadía, el punto clave que permite que la familia camine por la buena senda y uno de los más importantes, según la conferencia que ofreció en el Aula Magna bajo el título: “36 cosas que hay que hacer para que una familia funcione bien”.

Ver comentarios
|
06/11/2014

“Quiere decir que el amor hay que fabricarlo todos los días y eso cuesta. Cuando uno lleva 56 años casado como yo, no todo son flores y pájaros”, explicaba el escritor a los medios, minutos antes de su intervención a la que asistió un numeroso público.

Con un discurso ameno, cercano, cargado de buen humor y con un ápice de ironía, Abadía recordó cómo comenzó a especializarse en el tema de la familia y de la mala racha en la economía: “El 27 de enero de 2008 escribí unas palabras con el vocablo ‘crisis’, se lo mande a unos amigos sin mi firma y, al cabo de los 15 días, me devolvieron texto en el que se decía que su autor tendría que ser un joven universitario. A partir de ahí, empecé a ser conocido”, contó, orgulloso, Abadía.
Padre de doce hijos, el también escritor, profesor y empresario, llegó a afirmar a los asistentes que los hijos “no mienten nunca”. Una “provocación” con la que el conferenciante quiso expresar y justificar la importancia de que los padres confíen en sus hijos: “Si se fomenta en casa un ambiente de desconfianza allí no hay quien aguante”, manifestó. En su discurso no faltó su gran defensa del amor. “Una familia debe quererse mucho. Pero hay que tener en cuenta que cada persona es diferente. Cada hijo tiene sus cosas y hay que atenderlo. Por lo tanto, hay que aceptarlo como es y no como nos gustaría que fuera”, indicó.

El ponente subrayó el protagonismo de los padres en la formación de los hijos: “Somos los responsables de su educación, los colegios únicamente colabora con la familia en esa labor”. Además, preguntado sobre la bajada del índice de natalidad, el economista respondió: “Quizá puede que haya algo de egoísmo, pero tampoco puedo juzgar a la gente. Pero cuando doy conferencias sobre economía y me preguntan sobre el futuro de las pensiones, digo que es horroroso porque hemos decidido no tener niños y los viejos no se mueren ni a tiros. Entonces llegará un momento que habrá un joven por cada treinta mayores, y el chico joven tendrá dos soluciones: suicidarse o ametrallar a los treinta”, argumentó Abadía.
En el acto, los directores de Altocastillo y Guadalimar, Javier Palma y Mari Paz Ruiz, respectivamente, manifestaron su alegría por la celebración de su 40 aniversario y destacaron que, en los próximos meses, habrá más actos con los profesores, padres y alumnos.