Actualizado
miércoles, 12 diciembre 2018
20:04
h
URGENTE

Cazorla rinde homenaje a sus dos cineastas más queridos

Toda una vida de esfuerzo, de trabajo dedicado al mundo del cine, pero, sobre todo, a pasear el nombre de Cazorla, esa tierra que los vio nacer y difundieron allá por donde fueron. Un honor para los habitantes de este municipio jiennense que con mucho orgullo quisieron reconocer. Los casi ocho mil habitantes rindieron homenaje a sus directores de cine "más preciados". Miguel Picazo y Antonio del Real, que a partir  de ahora dan nombre a dos calles del que es su municipio natal. "Se trata de un merecido acto de reconocimiento y cariño del pueblo de Cazorla a ambos cineastas", destacó el alcalde, Antonio José Rodríguez.

Ver comentarios
|
29/06/2014

 

 Así, en un acto con las emociones a flor de piel, Antonio del Real y Miguel Picazo descubrieron las placas en dos vías públicas situadas en una urbanización nueva de Cazorla, justo encima del centro de salud. No estuvieron solos, ni mucho menos, ya que fueron arropados por la Corporación Municipal, familiares y, también, por actores que compartieron trayectoria con los cineastas, como Juanjo Artero, Christian Gálvez o Antonio Medina. Los dos directores cazorleños se emocionaron y sorprendieron con el cariño que desprendió su pueblo. Durante el acto, Miguel Picazo hizo alusión a su infancia. Incluso, recordó que era un niño travieso, que traía de cabeza a sus padres, que recorría las calles de Cazorla y que conocía cada rincón del municipio, por lo que para él es todo un orgullo que su pueblo le dedique una calle y, sobre todo, que lo haya acogido de una forma tan entrañable en esta etapa de su vida.  "Que un pequeño camino no tenga nombre y ahora lleve el mío es todo un honor", manifestó Antonio del Real. "Es una forma de devolver todo lo que ellos han hecho durante su vida: llevar a Cazorla en el corazón", expresó el alcalde.

 Ahora, Miguel Picazo y Antonio del Real no solo harán historia por ser dos de los directores del séptimo arte más importantes, sino por ir ligados a las calles y al sentimiento de su pueblo.Con el descubrimiento de placas se cerró un fin de semana de reconocimientos. El sábado, el teatro de la Merced acogió los actos de bienvenida, donde amigos de los dos directores ensalzaron su figura con entrañables discursos. También se proyectó El clavo de oro, dirigida por Antonio del Real.