Actualizado
martes, 20 febrero 2018
17:32
h
URGENTE

San valentín. Carta a un amor

Ver comentarios
|
14/02/2018

Me resulta muy complicado resumir en unas cuantas líneas lo que te quiero, lo que estás haciendo en mi vida. Desde el primer minuto fuimos uno, no había barreras de tiempo entre nosotros, solo bastaban un par de miradas y un “te quiero” junto a ti, cogidos de la mano. Fuiste tú en todo momento. Fuiste tú la que me hizo desear más que nunca salir a la calle para verte y compartir mi tiempo contigo una vez más. Fuiste tú la que, sin quererlo y sin saberlo, me estabas enamorando cada vez más. Fuiste tú, sin dudarlo, fuimos los dos quienes empezamos a compartir todo lo que nunca imaginé que podía hacer con una persona, entregarme al amor, entregarme a ti.

Durante gran parte de mi vida pensé que no merecía el amor de nadie, pero, entonces, todo cambió. Me di cuenta de que si tú podías ver lo bueno que hay en mí, tal vez yo también podría verlo.

Me encanta tu sonrisa, tu forma de mirarme, tu paciencia; tus “hoyetes” cuando te ríes, pero, sobre todo, me encantas tú tal y como eres. Te amo y siempre voy a desear eso con locura, en lo bueno y en lo malo.

Para terminar, quiero darte las gracias por todo este tiempo juntos y por el que vendrá. De por sí, la vida es un regalo, y con este venía otro que nunca soñé, pero que me encanta. Ese eres tú. Gracias por ser tú, por aparecer en mi vida, y por regalarme el brillo especial que te caracteriza. Te amo. De Carlos Moya para María Jiménez