Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
21:17
h
URGENTE

“Somos muchos los de Beas que te recordamos con cariño”

Ver comentarios
|
21/02/2019
 Por Fernando G. Garreta
Por Fernando G. Garreta

Secretario del Juzgado de Paz de Beas de Segura, había obtenido la plaza por traslado desde la población de Adra, en Almería. Llegó a Beas en abril de 1999 y tomó posesión de su plaza, que ha mantenido hasta su óbito en Madrid el 23 de enero de 2019. Se nos ha ido una gran persona, por su carácter amable enseguida conectó con la población y era sin duda una referencia en Beas de Segura. Además de su formación en su profesión, Julio leía constantemente todo lo que llegaba a sus manos, generalmente novela histórica, tuvo la suerte de que su madre, en buena posición, desde Madrid, en la calle Barbieri donde tenían una propiedad, le mandaba cada año por Navidad un facsímil. Libro que le entusiasmaba y leía y nos contaba pormenores del mismo. Había ejercido en Adra (Almería) y nos contaba sus recuerdos con todo cariño. Sus compañeros del Juzgado, el juez de Paz Pedro Millán Fernández y el oficial María José Cuadros, le recuerdan como una persona culta, inteligente, prudente y honrada, según testimonio de ellos. Conocí a Julio a primeros de los años 2000 y teníamos nuestros diálogos sobre historia, que a él le apasionaban. En una ocasión estábamos hablando en el Mesón de Antonio sobre historia y yo trataba de corregirle especialmente las fechas para entenderlo mejor, en ese momento un joven que lo escuchaba se dirigió a mí y me dijo: “¿Cómo se atreve usted a discutirle a este señor, que tanto sabe?”. Entre sus virtudes destaco su humanidad, en una ocasión se hizo cargo de una perrita abandonada, yo pienso que fue para él una compañía, era una perrita Setter, cariñosa, y no se apartaba de él, lo veíamos con frecuencia en el Bar de Arturo y todos acariciábamos la perrita. Era un gran fumador y eso ha sido sin duda la causa por lo que nos ha dejado, le diagnosticaron una neoplasia de faringe y en pocos meses ya no tenemos a Julio. Somos muchos los de Beas que te recuerdan con cariño. Te hemos querido y respetado. Descansa en paz.