Actualizado
viernes, 24 mayo 2019
05:38
h
URGENTE

Puente de Génave, un lugar dinámico y repleto de encanto

Aparte del casco urbano, existen numerosos parajes rurales de atractivo turístico
Ver comentarios
|
14/03/2019

Puente de Génave es uno de los municipios más dinámicos. Emplazado a orillas del Guadalimar y atravesado por la N-322, se trata de un punto fundamental para el acceso a la sierra y de ahí su valor estratégico. La apertura del hospital de alta resolución es uno de los factores que impulsa el crecimiento.

El término se articula en torno a un casco urbano y varias aldeas, entre los que destaca Peñolite. En el núcleo principal como elemento más significativo está la iglesia parroquial de San Isidro y, en Peñolite, la de San Juan Bautista. El municipio se deja ver en la Feria de los Pueblos con sus atractivos como carta de presentación. Entre ellos, varias rutas rurales, recogidas en la web municipal. Se proponen la que lleva del pueblo al Collado de la Peña de Alega, con unos 15,5 kilómetros y posibilidades de ver fauna autóctona, y la de Las Hermanillas, circular y muy llana. Por otro lado se sugieren paseos familiares con salida y llegada en Peñolite. Son itinerarios de diferente grado de dificultad, aptos para aquellas personas que desean disfrutar de la naturaleza que ofrece el entorno, sin grandes complicaciones técnicas y sin tener que contar con una preparación física excesivamente rigurosa. Son cuatro: la del Collado de los Bujes —de 6,5 kilómetros y bastante fácil—, la de El Tamaral —de 11,5 y muy sencilla—, la de Las Cuevas —de 12,2 y dificultad media-alta— y la de Las Alberquillas —de 8,8 y complicación media—. Iniciativas de este tipo potencian la creciente red de alojamientos.

La gastronomía puenteña incluye platos como ajopringue o ajomarranano, habitual en la época de la matanza, y el cocido de cardos o la gachamiga. Son platos energéticos. Por otra parte, Puente de Génave ofrece una amplia programación festival, repartida, fundamentalmente, en los meses de primavera y verano. Entre las principales, las de San Isidro Labrador y, en Peñolite, San Juan Bautista.

El Ayuntamiento sugiere seis rutas por con un nivel de dificultad muy variable según el caso