Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
09:34
h
URGENTE

“Trabajo altruista que trasciende los límites del pequeño municipio gracias a voluntarios que tienen vocación por el servicio público”

PREMIO santa elena

Las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil son habituales en municipios grandes o de mediano tamaño. Por ello es motivo de orgullo para propios y extraños que un pueblo que no alcanza el millar de habitantes disponga de tal estructura.

El jefe del colectivo de voluntarios santaelenero, Manuel Rodrigo, destaca que la iniciativa surgió entre tres compañeros que pertenecían a la agrupación de La Carolina. El alcalde, Juan Caminero, acogió la idea con interés y así se dieron los primeros pasos para la constitución formal, que culminó el 16 de enero de 2017. La base del proyecto estuvo en un curso de captación, que permitió la incorporación de miembros.

Rodrigo indica que, en la actualidad, el número de componentes ronda los quince, aunque los planes son alcanzar la veintena y, si es posible, superar esta cifra. A pesar de las limitaciones económicas, el proyecto avanza con rapidez, gracias a la implicación desinteresada de sus miembros. De hecho, la Agrupación Local de Voluntarios de Protección Civil de Santa Elena cuenta ya con emisoras y ha mejorado su equipamiento. El próximo reto es conseguir un vehículo propio, lo que agilizaría los desplazamiento y evitaría depender para su uso de otros ámbitos municipales. Por otro lado, la intención es aumentar los medios e incorporar un sistema fijo de comunicaciones y transmisiones y un desfibrilador. También se continuará con la apuesta por la formación y por la llegada de más personas al proyecto.

La labor de los integrantes del proyecto se centra en el municipio próximo a Despeñaperros, con intervenciones en romerías y otras fiestas y acompañamiento en el centro de visitantes situado en la zona de la Olivilla. No obstante, abundan las salidas a municipios como Arquillos, Beas de Segura, Baños de la Encina, La Carolina, Navas de San Juan y Villanueva de la Reina. “Cuando nos llaman, si hay gente, siempre vamos”, apunta el jefe. El único requisito para desplazarse es contar con la autorización del Ayuntamiento o con un requerimiento del servicio 112. Recientemente, los voluntarios santaeleneros cooperaron en la búsqueda de un varón desaparecido en el término de Vilches.

“Contar con una agrupación propia en Santa Elena supone un avance importante. Colaboramos mucho con la Guardia Civil y la Policía Local y nos prestamos a todo”, manifiesta Manuel Rodrigo. De los medios disponibles, el jefe valora la sede, ubicada en la antigua biblioteca, un local acorde con las dimensiones del colectivo y adoptado para las intervenciones necesarias. El responsable elogia, la tarea desinteresada y exenta de cualquier ánimo de lucro. “Los voluntarios acudimos, entregamos tiempo libre y se lo quitamos a nuestras familias”, resume. Por ello, reclama más concienciación social por parte de los vecinos en momentos como cortes de calles.