Actualizado
sábado, 25 mayo 2019
00:51
h
URGENTE

La esencia del mar de olivos se condensa en el teatro de Andújar

Diecinueve nombres propios reciben un premio por hacer de Jaén una tierra mejor

A los pies de Sierra Morena y bañada por aguas del río Guadalquivir, la ciudad de Andújar se vistió de gala para acoger la tercera edición de los Premios Jaén Única, una iniciativa de Diario JAÉN, que cuenta con el respaldo de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento, y que busca engrandecer todo lo bueno que esconde el mar de olivos y que son motivo de orgullo para sus miles de habitantes. La esencia de toda una provincia se ve condensada en diecinueve nombres propios que, anoche, se erigieron en bandera de una tierra que tiene mucho que contar, por descubrir, por disfrutar y que relatar al mundo entero. Porque así es Jaén, un paraíso interior que nada tiene que envidiar al resto de territorios y que reivindica con la mejor de las voces su identidad y su potencial prometedor.

Con la de ayer se llega a la tercera edición de los galardones Jaén Única. La primera convocatoria de entrega de premios fue en el corazón de la provincia, en el santo y seña del patrimonio renacentista. El Teatro Montemar de Baeza acogió una gala pionera que, después, se trasladó hasta la capital de la minería por excelencia. Una reproducción del León de Cástulo ocupó un lugar privilegiado en las tablas del Teatro Cervantes de Linares, una cita que, sin duda, quedará grabada en la memoria de muchos linarenses. Ayer, fue la antigua Isturgi la que capitalizó la entrega de unos premios por y para Jaén; unos reconocimientos para que nunca se pase por alto que la provincia tiene un sinfín de razones para caminar por todo el mundo con la cabeza bien alta.

No había llegado la hora, las ocho y media de la tarde, cuando el Teatro Principal de Andújar se llenó hasta la bandera para asistir a una de las funciones más especiales que acoge este flamante espacio, epicentro de la vida cultural de la comarca de La Campiña. Rompió el hielo Javier Altarejos, presentador y conductor del acto, que cedió la palabra al alcalde del municipio anfitrión. Francisco Huertas agradeció a los premiados su esfuerzo por engrandecer el nombre de la provincia y felicitó al periódico, que celebra su cumpleaños. “Un mensaje importante, implícito en esta gala es el trabajo que durante 75 años ha hecho Diario JAÉN por hacer provincia, objetivo que comparten otras administraciones aquí presentes”, defendió el regidor socialista. Se sumó a sus palabras el presidente del Consejo de Administración de DIARIO JAÉN, S. A., Eleuterio Muñoz, que reivindicó un mensaje claro y optimista: “Querer a la provincia también debe de ser noticia”. “La Feria de los Pueblos, que se engrandece cada año es ya prueba fehaciente de que nuestros tesoros son infinitos y por eso nacieron estos premios. Como periódico, no hay otra alternativa para nosotros que defender a los moradores de esta tierra”, apostilló Muñoz.

El bailenense Juan María Guzmán muestra su arte flamenco y conquista al respetable

Sus intervenciones sirvieron de preámbulo a todo lo bueno que quedaba por llegar. Devinieron en un sentimiento común entre los cientos de personas congregadas en el espacio escénico. Y antes de la entrega de los diecinueve premios, un vídeo de cinco minutos para abrir apetito. Un recorrido por las comarcas jiennenses y por la quintaesencia olivarera, representada en el plantel de galardonados. El primero en subir al escenario fue José Óscar Martínez Amaro, director general de la compañía iliturgitana Envases Soplados S.L. Recogió el galardón al Músculo Empresarial de la mano del presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes. Los aplausos al empuje económico de firmas que luchan por y para su tierra se sumaron con los dedicados a una asociación que se deja la piel porque todos aquellos que se ven obligados a dejar su tierra —principalmente, por motivos de trabajo— tengan en ellos una mano amiga que les haga más fácil el proceso. Ese es uno de los principales cometidos de la Asociación Jiennense de Emigrantes Retornados, merecedora del Premio Embajador. Lo recogió el portavoz, Emilio Almodóvar, de manos del director de Diario JAÉN, Juan Espejo.

Después, le llegó el turno al Impulso Original, que recayó en la firma Hispamiel de Andújar. Su gerente, Rafael Bellido, subió al escenario en nombre de varias generaciones familiares dedicadas a sacar el máximo provecho y calidad a la miel. Y tan bien lo ha hecho que, este año, consiguió el reconocimiento a la calidad de carácter nacional. Fue la concejal de Promoción Local del Ayuntamiento de Andújar, Encarnación Camacho, la encargada de hacerle entrega del trofeo. Como contraposición a la veteranía y la experiencia, el Premio Iniciativa Juvenil, que fue a parar a las manos de la Asociación Ibros por el Deporte. Lo recogió Antonio Jesús Mendoza, presidente del colectivo, y lo entregó Jesús del Moral, concejal de Presidencia, Seguridad Ciudadana, Participación Ciudadana y Turismo del Ayuntamiento de Andújar. Los jóvenes estuvieron acompañados por su alcalde, Luis Carmona, y el concejal de Deportes, Juan Matías, que se enorgullecieron de la distinción.

La gala siguió con la subida de los premiados al escenario; galardonados como el alcalde de Carboneros, Domingo Bonillo, que en nombre de su municipio y los vecinos de las Nuevas Poblaciones recogió el galardón Pura Semana Santa, por la singular tradición de Pintahuevos, que se practica el Domingo de Resurrección, acompañado de José María Suárez Gallego y Carmen María Fernández. Lo recogió de manos de Eduardo Criado, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Andújar. Inmediatamente después, el presentador llamó al escenario a Pedro Lorite Delgado, Antonio García Cortecero y Manuel Sánchez Martínez, presidente, vicepresidente y secretario de la Hermandad de San Bonoso y San Maximiano, patronos de Arjona, respectivamente. El Fiestasantos fue merecedor del Premio Tradición Singular, que les entregó el alcalde del municipio, Juan Latorre.

El reconocimiento en la categoría de Turismo Cinco Estrellas fue para el Hotel Palacio de Úbeda, un galardón que recogió su gerente, Martín Collado, de manos del presidente de la Diputación Provincial, Francisco Reyes. Benatae fue el municipio ganador del Premio al Pueblo Hospitalario. Las concejales Marta Ruiz y María José Montesinos se llevaron el trofeo, que fue dado por Manuel Martínez Donaire, de la empresa constructora Domiciano. En cuanto al Premio Sabor Dulce, que viajó hasta la Sierra Sur, a Hojaldrinas Mata, de Alcaudete. Juan Antonio Martos, gerente de la Sociedad Cooperativa Agraria Cristo de la Salud fue el encargado de entregar el recuerdo a María Martínez Mata, adjunta de Dirección.

En el ecuador de la gala, que discurrió de forma amena, se entregó el Premio Guardianes de la Tradición a la Asociación de la Recreación de la Batalla de Bailén, una distinción que recogió Miguel Ángel Alonso, su presidente, de manos de Juan Miguel Medina Román, abogado de civil y mercantil de Medina Cuadros Abogados. Llegó, entonces, uno de los momentos estelares de la ceremonia, que sorprendió a todos los allí presentes. El reconocimiento a la Mejor Fortaleza fue para el Castillo de la Sierra de Segura. Al escenario se subió Daniel Martínez Alarcón, gerente de la empresa Olivair, que recibió la mención, en nombre del Equipo de Dinamización Castillo de Segura, de manos de José Consuegra, de Dccop. Ahí, saltó la sorpresa, cuando apareció el mismísimo Jorge Manrique, guerrero y poeta universal, en nombre de Don Rodrigo Manrique, comendador de la Orden de Santiago. Jorge Manrique recitó un texto para situar a los presentes en el pasado a través de un personaje tan unido a la sierra y a su historia. “Aquesta fortaleza, que jamás fuere vencida sino rendida, dejó ya de ser baluarte militar e de defensa d’estas tierras, razón por la que se construyera. Tras un viaje por los tiempos, que durara más de cinco siglos, repletos todos de desventuras, sinrazones, fortunas e aventuras, comenzara mesmo en ser nueva ventura”, recitó. Después del inesperado viaje por el tiempo, la gala continuó con la entrega del Premio Sonidos de Jaén al Festival Un Mar de Canciones, de Torreperogil. Antonio Rosillo y Antonio Caballeros, organizadores de la cita, subieron al escenario para agradecer un galardón, que les fue entregado por María Luisa Grande, vicepresidenta de la Fundación BMN-Caja Granada. Inmediatamente después, la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche, recogió el trofeo a la Mejor Fiesta Popular por sus carnavales. Lo hizo de manos de Juan Asensio, director comercial de la zona de Andújar de la empresa Guillermo García. Y de las tradiciones al Paraje Más Bello que, esta vez, fue a parar al corazón de Sierra Mágina, a Torres. El espacio de Fuenmayor, santo y seña de todo un municipio, fue premiado como el espacio más bonito de la provincia, una distinción que se llevó el alcalde de Torres, Diego Montesinos, de manos de Teresa Viedma, gerente de la compañía DKV Seguros de Salud.

Ya en la recta final de la ceremonia, le llegó el turno a la Virgen de la Estrella de Navas de San Juan, que fue distinguida como Cofradía Estrella. La presidenta de la congregación de fieles, María del Carmen Rojas Paterna, subió al escenario acompañada por otros integrantes de la junta de Gobierno, y tomó la distinción de manos de José Paulano, responsable de la Fundación de María Santísima de la Caridad y Consolación. Y de la Gloria, se volvió a la gastronomía, esta vez, de la mano del arroz meloso del Restaurante Casa Antonio de La Cerradura, que se llevó el trofeo al Paladar Glorioso. Sobre las tablas, Chelo Rodríguez, dueña del establecimiento hostelero y la mano que mueve los deliciosos granos. Se lo entregó el diputado de Agricultura, Pedro Bruno. Justo después, en el apartado Mejor Acción Cultural, el reconocimiento se quedó en la tierra, en el grupo de teatro Dionisos. Su director, Francisco Palencia, agradeció el espaldarazo a la labor del colectivo que supone este premio, que recogió de manos de José Manuel Muñoz, director financiero y de recursos de Macrosad.

La naturaleza tuvo un hueco especial gracias al Parque Natural de la Sierra de Andújar, ganador del Premio Tesoro Verde. Lo recogió su presidenta, Paqui Esteban, y el delegado de Medio Ambiente, Juan Eugenio Ortega, de manos del alcalde de Andújar, Francisco Huertas. La lista de galardonados la cerró el Premio Especial Jaén Única, que recayó en las dos ciudades Patrimonio. El presidente del Consejo de Administración de Diario JAÉN S. A. entregó el galardón a la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, y al primer teniente de alcalde de Úbeda, Javier Gámez. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, cerró la ceremonia con un discurso en el que exaltó todo lo bueno que esconde Jaén. “Reúne suficientes atractivos y singularidades, como bien realzan el nombre de estos premios, con una idiosincrasia especial que representan a la perfección los galardonados”, dijo Reyes, que invitó a todos a probar las exquisitas y reconocidas tapas locales.

Y en ese momento, llegó otra de las grandes sorpresas, la voz impagable del bailenense Juan María Guzmán. Con apenas once años y su arte sobre las tablas, logró levantar a todo el teatro.