Actualizado
domingo, 22 octubre 2017
13:52
h
URGENTE

Rajoy pide a Sánchez unidad ante el desafío soberanista

El Gobierno no quiere que se abran debates sobre el modelo territorial
Ver comentarios
|
08/08/2017
  • DESPACHO. Mariano Rajoy se reúne con el Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca.
    DESPACHO. Mariano Rajoy se reúne con el Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, solicitó ayer lunes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, caminar juntos frente al referéndum independentista que se quiere convocar el 1 de octubre en Cataluña, en vez de abrir debates como la reforma de la Constitución. A su entender, en este momento es una “prioridad inexcusable” que haya un acuerdo de PP, PSOE y Ciudadanos ante ese desafío soberanista y cometerían “un error” si no lo hacen.

Así se pronunció en una rueda de prensa en Palma de Mallorca, tras celebrar su despacho habitual con el Rey en el Palacio de Marivent, al ser preguntado si va a apoyar la iniciativa del PSOE de proponer una comisión de estudios en el Congreso en septiembre para la reforma del modelo territorial que siente las bases para una futura reforma de la Carta Magna.

“No sé si el PSOE hará eso. He leído que va hacerlo. Sinceramente en este tema he apostado porque el PP, el PSOE y Ciudadanos vayamos juntos, me parece razonable”, enfatizó, para añadir que antes del 1 de octubre él no es “partidario de hacer nada”.

Según Rajoy, “en lo esencial” esos tres partidos “piensan lo mismo” porque están a favor de la unidad de España, la soberanía nacional y el principio de igualdad de los españoles. Por eso, insistió en que deben “ir juntos”, ya que al estar de acuerdo “en lo fundamental” no deben ponerse a discutir “el 3% de los problemas porque es más importante el 97%”.

Dicho esto, recordó que es “evidente” que no se puede hacer una reforma de la Carta Magna sin el apoyo del PP, de la misma manera que no se puede hacer sin el apoyo del PSOE, Ciudadanos y otras fuerzas. Sin embargo el presidente, no se cerró a hablar de esta cuestión más adelante.

“Ahora de lo que se trata es de que el 1 de octubre, España dé un mensaje al mundo de que es un país serio, donde se cumple la ley y los gobernantes están sometidos a su cumplimiento. Y después del 1 de octubre estaremos en un escenario distinto”, remachó, para añadir que si no se visualizan una completa unidad ante el referéndum cometerían un “gran error”.

Rajoy confesó estar “muy contento” y “satisfecho” después de que el TC admitiera a trámite el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por su Ejecutivo contra la reforma exprés del Parlamento catalán, que deja en suspenso esa modificación del reglamento de la Cámara. “Se pretendía que en 24 horas se pudiera aprobar una ley para hacer un referéndum ilegal y aprobar las famosas leyes de desconexión”, enfatizó, para recalcar que esa modificación es “algo profundamente antidemocrático”.

Firme rechazo al mal trato a los turistas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró, tras su despacho con el Rey en el Palacio de Marivent, que le parece “un disparate” tratar “a patadas” al “turista que por fortuna viene aquí” y, además, se posicionó “radicalmente en frente y en contra” de “algunas de las actuaciones de los grupos de extrema izquierda”.

Rajoy se refirió de esta manera a los distintos hechos que se produjeron en los últimos días, tanto en Cataluña como en Baleares, en contra del turismo por parte de la agrupación independentista Arran.

“No sé si hay que recibir al turismo con un cartel de bienvenido señor turista pero lo que no se puede hacer es, al señor turista que por fortuna viene aquí, tratarlo a patadas; me parece un disparate”, dijo. El jefe del Gobierno se declaró “a favor del turismo y de los puestos de trabajo que crea”, y en cambio reconoce que no le gustan los “extremistas radicales que proliferan demasiado, “por poco tiempo”, en este país.

Nueva financiación de las autonomías

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró esperanzado para que en el plazo de un año se apruebe un modelo de financiación autonómica, y, defendió los pasos dados por el Ejecutivo en esa dirección. Rajoy pidió “sentido común” a los políticos para llegar a un entendimiento: “no pueden ser cuatro votos contra cinco”, enfatizó. En su intervención en Palma de Mallorca, Rajoy señaló que el Gobierno y las autonomías alcanzaron acuerdos para abordar los cambios y destacó el informe de expertos, encargado por el Gobierno, sobre la reforma de financiación autonómica.

“Hay que trabajar para que haya unanimidad y el Gobierno va a intentar que haya entendimiento”, remarcó. Así, destacó que la reforma dependerá de la voluntad de pacto de las distintas partes. “Siempre que hay una negociación, el 80% es la voluntad de llegar a un acuerdo, si se sientan para echarse los trastos a la cabeza, va a ser muy difícil”, dijo.