Actualizado
sábado, 21 abril 2018
10:50
h
URGENTE

Medicación y lactancia, ¿qué fármacos son compatibles si se da el pecho?

Ver comentarios

La lactancia materna y los medicamentos suele representar una compatibilidad casi siempre posible, si bien hay que saber qué tomar. De hecho, apenas media docena de enfermedades maternas contraindican o hacen prácticamente imposible la lactancia. Expertos denuncian que en muchos prospectos se desaconseja la lactancia materna con el medicamento cuando esto no es así o no está probado científicamente.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), mas del 90% de mujeres toman medicamentos o productos de fitoterapia durante el periodo de lactancia, y es frecuente que dejen de dar el pecho por este motivo, pese a no estar fundamentado su peligro real más que en un pequeñísimo porcentaje de productos.

“Casi todo lo que se suele prescribir es compatible con la lactancia. Además, la lactancia, para la mujer y el lactante, está por encima de la necesidad de muchos medicamentos o remedios que son perfectamente evitables”, señala esta breve guía.

Medicación y lactancia, ¿qué fármacos son compatibles si se da el pecho?

Por esta razón se puso en marcha hace 15 años la web ‘E-lactancia.org’, una página construida por profesionales sanitarios expertos en lactancia materna que, a día de hoy, han recopilado información sobre la compatibilidad de la lactancia materna con casi 24.000 términos, desde medicamentos, hasta alimentos, fitoterapia, o actividades como el buceo o la depilación láser, por ejemplo, que pueden llegar a inquietar a madres que dan el pecho.

Por poner un ejemplo sobre medicamentos de uso habitual que sí son compatibles con la lactancia materna, la guía de la AEP destaca el empleo del paracetamol o del ibuprofeno, que asegura que no causan ningún problema en la lactancia. “Si es necesario un antibiótico para la mejoría o curación de alguna enfermedad infecciosa, casi todos los habituales son compatibles con la lactancia aunque es mejor evitar las quinolonas”, precisa.

Además, señala que casi todas las hormonas, incluidos los corticoides, la insulina, la tiroxina son compatibles con la lactancia. “Sólo hay que evitar los estrógenos, pues provocan disminución en la producción de leche. Si se han de usar anticonceptivos, los mejores son los mecánicos (preservativo, DIU), las píldoras con protestágenos y el método MELA”, añade.