Actualizado
martes, 21 mayo 2019
04:47
h
URGENTE

Los lazos y esteladas, sin cabida

Torra acatará la decisión de la Junta Electoral central, pero asegura que no dará orden para retirar simbología
Ver comentarios
|
21/03/2019
  • GRAN LAZO AMARILLO. Fachada del palacio que alberga la Generalitat de Cataluña con una pancarta en favor de los presos políticos.
    GRAN LAZO AMARILLO. Fachada del palacio que alberga la Generalitat de Cataluña con una pancarta en favor de los presos políticos.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, afirmó que se seguirán las recomendaciones del Síndic de Greuges sobre retirar los lazos amarillos y esteladas, aunque el presidente “no da ni dará” ninguna orden para que se retiren durante el periodo electoral, tal y como le exigió la Junta Electoral Central (JEC). Según un comunicado de la Oficina del presidente, Torra hizo hincapié en su convencimiento de que “los lazos amarillos no son un símbolo partidista”, pese a que el síndic de Greuges, Rafael Ribó, le haya recomendado que acate el acuerdo de la JEC y los retire de los edificios públicos.

Torra reafirmó su compromiso “con la libertad de expresión en el espacio público, que no ha de ser neutral, sino libre”, y resaltó que los lazos amarillos son un símbolo de “recuerdo y reconocimiento con personas injustamente alejadas de su sociedad”. El presidente expresó su respeto a la institución del Síndic de Greuges, como organismo independiente y propio de Cataluña, a quien le pidió que emitiera un informe sobre la cuestión. Como antecedentes, el martes 12 de marzo Torra pidió opinión verbalmente al Síndic sobre la prohibición de exhibir lazos en edificios públicos y decidió no retirarlo de la fachada del Palau de la Generalitat en el plazo marcado por la JEC. De este modo, envió alegaciones al día siguiente.

El viernes 15 de marzo, el Síndic envió su informe a Torra, que le dijo que le pedirá algunas aclaraciones, y antes de recibir la respuesta, la JEC le ordenó el lunes dar instrucciones para la retirada de estos símbolos en 24 horas. El presidente comunicó el martes al Govern que estaba en interlocución con el Síndic y se acordó acatar sus recomendaciones “como institución catalana e independiente que trabaja para garantizar los derechos de los ciudadanos”.

Tras enviarle a Ribó una petición de aclaraciones el mismo martes —que este respondió ayer—, mantuvo el lazo en el Palau de la Generalitat al acabar el plazo fijado por la JEC. En una atención a los medios, Ribó explicó que ha recomendado a Torra que se retiren los lazos y esteladas. “Fuera del periodo electoral y tras el mismo, todo el mundo, también las autoridades públicas, deben tener la libertad de colgar esta simbología, pero durante el periodo electoral las autoridades públicas deben abstenerse de ello”, afirmó Ribó.

De este modo, Torra da la razón, a medias, a aquellos que confiaron en él. Entre ellos, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, que se mostró “convencida” de que el presidente de la Generalitat catalana cumpliría con la resolución de la Junta Electoral Central y retiraría los lazos amarillos en apoyo a los políticos presos del “procés” del Palau de la Generalitat. Así lo señaló la ministra en declaraciones a los medios antes de asistir a la presentación de “Madrid Federal” en el Círculo de Bellas Artes de la capital al ser preguntada por la previa negativa de Torra a retirar los lazos amarillos y las esteladas de los edificios públicos dependientes de la Generalitat. En este sentido, la también cabeza de lista de los socialistas catalanes al Congreso por Barcelona defendió la necesidad de cumplir con este tipo de resoluciones y dijo esperar que Torra acate la resolución de la Junta Electoral.

“Lo que tiene que hacer el señor Torra ya se lo dijo la Junta Electoral Central, que es quien tiene la competencia y quien emitió una resolución clarísima, y era que había que retirar toda simbología de las instituciones públicas puesto que entramos en campaña electoral y la neutralidad de las instituciones públicas para que representen a esa ciudadanía es imprescindible”, incidió la responsable.

El presidente de la Generalitat reclamó un pronunciamiento al respecto al Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que le ha recomendado a Torra que acate y que retire los lazos y las esteladas. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ya advirtió que el Síndic de Greuges “no tiene ninguna competencia” ante la orden de la Junta Electoral Central. “Cumplir con la ley forma parte de todo poder público y él está ostentando la máxima representación de la Generalitat. Estoy convencida de que él va a cumplir”, ha finalizado Batet.

De esta forma termina el último capítulo de una historia a la que aún le queda para terminar. Torra acata la decisión de la JEC, pero “no dará la orden para que se retiren” lazos amarillos y esteladas de los edificios públicos durante la campaña electoral. En este sentido, el presidente autonómico en Cataluña ofrece una de cal y otra de arena a la JEC.

reuniones con jordi sánchez que salen a la luz

Un guardia civil afirmó en el juicio por el “procés” independentista que se celebra en el Tribunal Supremo que entre los correos electrónicos analizados del expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez se encontraron “hasta cuatro convocatorias” que le envió el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, entre 2016 y septiembre de 2017, para reunirse.

LOS ACUERDOS ENTRE FORN Y TRAPERO EN LOS COLEGIOS

Un comandante de la Guardia Civil que analizó los correos electrónicos del exconsejero Joaquim Forn en las jornadas cercanas al 1-O apuntó la existencia de un mensaje en el que el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, informaba al exmiembro del Govern de cuáles deberían ser los principios de actuación de la policía autonómica en los colegios.

el pp, más amigo de las acciones

RETIRADA. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, apeló, ante la decisión de primeras del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, de no retirar lazos amarillos y banderas esteladas de los edificios públicos durante el periodo electoral, a la Ley de Seguridad Nacional para que el Gobierno ordene a los Mossos d’Esquadra y las policías locales catalanas retirar “de inmediato” esta simbología de los edificios públicos.

en el punto de mira por un civil

pillado. Un guardia civil situó en el juicio por el procés independentista en el Tribunal Supremo al actual presidente de la Generalitat en las inmediaciones de una nave en Bigues i Riells (Barcelona), donde se guardaban casi 10 millones de papeletas, en días previos a su intervención el 20 de septiembre de 2017. Así lo dijo un brigada del Instituto Armado —a quien no se le ha enfocado la cara— que declaró como testigo en la vista oral.

lío por la escolta de PUIGDEMONT

investigación. La Fiscalía Superior de Cataluña abrió diligencias tras la denuncia presentada por Ciudadanos (Cs) contra el consejero de Interior, Miquel Buch, por presuntamente haber destinado como escolta del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Bélgica a un asesor de su consejería. En la diligencia, la Fiscalía pide saber si desde la fecha de su nombramiento realizó labores de escolta a Puigdemont.