Actualizado
jueves, 27 julio 2017
17:00
h
URGENTE

La Ley del referéndum prevé la independencia inmediata con el “sí”

El texto de JxSí y la CUP establece sólo dos días para declararla si se aprueba
Ver comentarios
|
05/07/2017
  • CATALUÑA. Presentación del proyecto de ley del referéndum enel auditorio del Parlament.
    CATALUÑA. Presentación del proyecto de ley del referéndum enel auditorio del Parlament.

El proyecto de ley con que el Gobierno catalán y los partidos independentistas quieren convocar el referéndum del 1 de octubre recoge que el Parlamento catalán proclamará la independencia “inmediatamente” si gana el “sí”, para dar paso a un proceso constituyente que culmine en una constitución para la nueva república.

La normativa con la que quieren amparar el referéndum fue redactada por JxSí y la CUP con ayuda de “multitud de expertos” y fue presentada en el auditorio del Parlament en un acto al que se había invitado a todos los diputados pero al que finalmente acudieron los de Podem y EUiA, y los diputados de los grupos impulsores.

La normativa de los independentistas declara al Parlament soberano y dice que le habilita para impulsar un referéndum de independencia con resultados vinculantes: si gana el “sí” se declarará la independencia como máximo 48 horas después de la proclamación definitiva de los resultados.

Esto no implica necesariamente que la proclamación de la independencia sea el 3 de octubre, sino que podría ser después, porque los resultados pueden impugnarse, pero este proceso no se dilataría más de diez días.

Los independentistas aseguran que amparándose en los estándares de la Comisión de Venecia, la ley no fija una participación mínima para dar por válido el resultado, pero tanto JxSí como la CUP insistieron en la necesidad de que la afluencia sea “un éxito”.

Recordaron que la Comisión de Venecia propone no fijar un mínimo de participación en los referéndums para evitar posibles boicots por parte de los detractores.

También reiteraron que el 1-O no tendrá nada que ver con la consulta participativa del 9 de noviembre de 2014, que no fue vinculante y que tampoco contaba con un censo previo: entonces los ciudadanos debían autorizar su inclusión en el censo en los puntos de votación antes de introducir la papeleta en la urna.

Según los autores de la ley, las mesas electorales que se constituirán el día de la votación se configurarán mediante sorteo público de entre todos los censados, que tendrán la obligación de participar, como en cualquier votación.

En caso de que no se presenten miembros de las mesas, la Sindicatura Electoral de la demarcación designará inmediatamente las personas que deben constituirla “pudiendo ordenar que formen parte de ella el número de electores presentes en el local”.

Podrán participar todas las personas con derecho a voto “en una convocatoria electoral convencional” que sean residentes en Cataluña y en el exterior —en este segundo caso se necesitará una acreditación especial—, y la ley establece que el Govern deberá ser neutral en todo el proceso.

Todo el procedimiento estará controlado por una Sindicatura Electoral, en sustitución de la Junta Electoral, un órgano de nueva creación que estará formado por cinco miembros —juristas y politólogos— propuestos por el Parlament y avalados por una mayoría absoluta: de entre ellos se elegirá a un presidente — que pasará a denominarse Síndic Electoral— y a un secretario.

De este organismo dependerán cuatro sindicaturas de tres miembros que representarán a cada una de las circunscripciones electorales —correspondientes a las cuatro capitales catalanas—, y se encargará de velar por la transparencia, la neutralidad, el pluralismo de los medios y el escrutinio final: en consecuencia, certificará los resultados del referéndum.

De entre todas las funciones de la Sindicatura Electoral, destaca la acreditación de un equipo de observadores internacionales que hará el seguimiento de todo el proceso, asistirá a todos los actos y preparativos que se celebren, y emitirá recomendaciones.

El Gobierno recuerda que deben cumplir la legalidad

El Gobierno central envió una carta a secretarios e interventores de los ayuntamientos catalanes para recordarles su obligación de cumplir la legalidad constitucional y estatutaria, así como los pronunciamientos del Tribunal Constitucional, y recabar su colaboración ante el anuncio de la celebración de un referéndum, según la misiva recogida por Europa Press.

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, envió más de 1.500 cartas a funcionarios de los 947 ayuntamientos catalanes.

JxSí y la CUP dicen que
su ley será “suprema”

Los representantes de los partidos independentistas catalanes aseguraron que la ley con la que el Gobierno catalán pretende convocar el referéndum de independencia “suprema” y prevalecerá sobre cualquier otra norma que pueda contradecirla, con el objetivo de garantizar la seguridad jurídica de todos aquellos cargos que colaboren con la consulta.

Lo explicaron los diputados de JxSí Lluís Corominas y Jordi Orobitg en el auditorio de la Cámara durante el acto de explicación del proyecto convocado por JxSí y la CUP.

Sánchez
ve al Rey “preocupado” por Cataluña

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, reconoció que vio al Rey Felipe VI “preocupado” por la deriva del desafío independentista en Cataluña y avanzó que instará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que dé “un paso” al frente y ofrezca una salida política al conflicto. “Yo lo daría”, afirmó en su primera rueda de prensa desde que fue reelegido secretario general de los socialistas.

Sánchez dejó claro que “lo que vaya a ocurrir el 1 de octubre”, no va a cumplir “con las garantías necesarias para poder ser un referéndum”.

Puigdemont asegura que el voto cambiará las cosas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó que el 1 de octubre, cuando el Govern prevé celebrar el referéndum de independencia, no habrá choque de trenes Estado-Generalitat, sino que “uno de ellos quedará en vía muerta, en la del “statu quo” , y “otro continuará”.

Puigdemont advirtió que será un voto “decisivo, que cambiará cosas y que es la herramienta, probablemente la única, transformadora de los cambios” que quieren los catalanes, tanto los que apuestan por el ‘sí’ como los del “no” a la independencia.

Artur Mas y soberanistas arropan al Govern

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, el expresidente del Parlament Joan Rigol, el excaldalde de Barcelona Xavier Trias, la presidenta del Parlament —Carme Forcadell—, los líderes de las entidades soberanistas, los diputados de JxSí y la CUP, y representantes de Podem asistieron al acto del Govern para presentar los detalles de proyecto de ley.

El acto sirvió para ahondar en los detalles de la celebración del referéndum, después de que JxSí y la CUP presentaran los pilares básicos por en el auditorio del Parlament.