Actualizado
lunes, 20 mayo 2019
16:27
h
URGENTE

La Junta ordena retirar los lazos y denuncia a Torra

Fiscalía aprecia indicios de desobediencia que conlleva inhabilitación
Ver comentarios
|
22/03/2019
  • GENERALITAT. Nueva pancarta colgada con el lazo amarillo suprimido.
    GENERALITAT. Nueva pancarta colgada con el lazo amarillo suprimido.

La Junta Electoral Central decidió ayer abrir un expediente sancionador al presidente de la Generalitat, el independentista Quim Torra, por su negativa a cumplir la orden que dictó hace diez días de retirar ‘esteladas’ y lazos amarillos que son contrarios a la neutralidad que se exige a los poderes públicos en periodo electoral. Además, trasladó el caso a la Fiscalía al apreciar indicios de un delito de desobediencia, lo que podría desembocar en una condena por inhabilitación. Tras la negativa de Quim Torra a aplicar las sucesivas órdenes para retirar esos símbolos contrarios al deber de neutralidad, la Junta Electoral Central (JEC) ha decidido poner en marcha las tres vías de actuación a su alcance. Por un lado, cursó órdenes a la Consejería de Interior de la Generalitat para que los mossos retiren esos símbolos partidistas, tanto los lazos amarillos y las ‘esteladas’ como las otras pancartas de similar contenido que se han decidido colocar este jueves como alternativa y que siguen vulnerando el deber de neutralidad porque siguen hablando de los autodenominados “presos políticos” que son candidatos de dos partidos concretos (ERC y Junts-PDeCAT). En segundo lugar, se acuerda abrir un expediente administrativo al presidente de la Generalitat por no haber accedido a cumplir las órdenes de retirada de los símbolos, lo que podría desembocar en una sanción de 300 a 3.000 euros. Y, en tercer lugar, se dió el primer paso en la vía penal, pues la JEC ha enviado las diligencias a la Fiscalía al apreciar indicios de que Torra ha incurrido en un delito de desobediencia que podría conllevar inhabilitación para ocupar un cargo público (ya le pasó a una alcaldesa de la CUP), e incluso prisión. La Generalitat, esta mañana, cubrió sobre las 10.30 horas de este jueves la pancarta con el lazo amarillo que colgaba de su fachada, que la Junta Electoral Central (JEC) ordenó retirar, y colocó otra con el mismo lema en recuerdo de los líderes independentistas presos, pero con un lazo de color blanco. El edificio público amaneció con este cartel, con la leyenda “Libertad presos políticos y exiliados”, en catalán e inglés, pero finalmente fue tapado por otro con el mismo texto y un lazo de color blanco con una franja roja. La nueva pancarta, con el mismo diseño y tamaño que la anterior aunque un color diferente en el lazo, ha sido desplegada por varias personas desde el balcón del edificio.Además, dos empleados municipales de limpieza han quitado de madrugada los lazos atados a las vallas que protegen la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, en la misma plaza.

“Nunca me habían escupido por trabajar”

Un sargento primero de la Guardia Civil que estuvo en un centro de votación durante el referéndum del 1 de octubre de 2017 hizo un relato pormernorizado de lo que se encontró allí y de las dificultades que tuvo para cumplir el mandato judicial de impedir la votación y requisar el material electoral, así como las “agresiones verbales” y “amenazas” que le dirigieron los manifestantes. “Sufrí un daño moral. Yo fui a cumplir una orden judicial y fui insultado, no sé si porque soy guardia civil. Me he quedado con cómo me miraban, no sé si con desprecio o con odio. A mí nunca me habían escupido por hacer mi trabajo. Aquellas personas se comportaron, por decir una palabra que quizá no es la adecuada, como delincuentes”, explicó el sargento primero, visiblemente afectado, al tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña. En un testimonio muy crudo explicó durante varios minutos al tribunal que ese día sólo acudió a un local de votación, en el centro de atención primaria.

Arrimadas: “Es un insulto a la inteligencia”

La líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó la nueva pancarta que colocó el Govern en la fachada de la Generalitat y que sustituye la del lazo amarillo, porque la considera “un insulto a la inteligencia”.

“Piensan de verdad que engañarán a alguien? Piensan que son muy listos o muy graciosos? Porque después ante los jueces dicen que no se acuerdan de nada o que no sabían que esto era ilegal”, declaró a los medios después de que Cs haya anunciado que denunciará esta pancarta ante la Junta Electoral Central (JEC). Insistió en que esta nueva pancarta “es un nuevo ataque a más de la mitad de Cataluña, es un ataque a la democracia”, y recriminó que el Govern no garantiza la neutralidad institucional durante el proceso electoral. “Estamos hartos de que el nacionalismo se piense que Cataluña es suya. Las instituciones públicas son de todos los catalanes y se merecen unas elecciones limpias, justas y libres”, y alertó de las consecuencias que puede tener incumplir una resolución.