Actualizado
lunes, 27 mayo 2019
14:02
h
URGENTE

Jordi Jané evita vincular su salida del Govern con el 1-O

El exconsejero asegura que vio posible que se virara hacia la unilateralidad
Ver comentarios
|
24/04/2019
  • JUICIO. El exconsejero de Interior de la Generalitat, durante su declaración en el Tribunal Supremo.
    JUICIO. El exconsejero de Interior de la Generalitat, durante su declaración en el Tribunal Supremo.

El exconsejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Jordi Jané, reconoció aunque muy tímidamente durante su declaración ante la sala que juzga el “procés” independentista en el Tribunal Supremo que una de las circunstancias que motivaron su salida del Govern presidido por Carles Puigdemont en julio de 2017 fue la posibilidad de que “en el futuro pudiera no darse un consenso de acuerdo”, respecto a la consecución de una solución pactada al conflicto político en Cataluña.

Jané, que contestó de forma algo escurridiza al abogado Juan Cremades, que representa a la acusación popular ejercida por Vox, dio un rotundo “no” a la pregunta directa de si su cese el 14 de julio de 2017 tuvo algo que ver con la celebración del referéndum independentista. No obstante, seguidamente añadió que “hubo un cúmulo de circunstancias” entre las que citó la enorme entrega que exigía el cargo, la celebración el 10 de julio de la Junta de Seguridad en Cataluña —un empeño personal que dio por cumplido— y la dimisión del consejero Jordi Baiget, que “abrió una posibilidad de cambio en el Gobierno”. Hasta ese momento, según explicó Jané, siempre se defendió en el seno del Govern “la vía del acuerdo para encontrar una solución pactada”, a lo que se une que él, personalmente, siempre había defendido, y lo sigue haciendo, “la necesidad del diálogo y el acuerdo para encontrar soluciones”.

Ante la insistencia del letrado de Vox, el exconsejero subrayó: “No hubo cambio de criterio” ese verano en el Govern de Cataluña, “hubo la salida de un consejero, la sensación de que podía producirse cambio de Gobierno y consideré oportuno plantear mi voluntad de no continuar en el mismo”.

Preguntado si hasta la fecha de su dimisión se había planteado qué papel podrían a jugar los Mossos d’Esquadra en un hipotético referéndum de independencia, Janet incidió en que durante su mandato en Interior el papel de los agentes autonómicos siempre fue el mismo: cumplir la ley y hacerla cumplir siempre y preservar la seguridad de la ciudadanía.

También reconoció que no es habitual que desde la dirección de los Mossos se le comunicaran órdenes judiciales y cómo se iba a proceder.

Declaración de uno de los mossos

El último testigo de la mañana fue un intendente de los Mossos que ayudó a salir por la azotea a la letrada de la Administración de Justicia que participó en el registro de la Consejería de Economía de la Generalitat el 20 de septiembre de 2017, que aseguró que la salida de la secretaria judicial por la puerta de la Consejería era algo totalmente viable.