Actualizado
viernes, 20 octubre 2017
19:52
h
URGENTE

El coste laboral bajó un 0,8% a cierre de 2016, su mayor caída en 4 años

Los salarios más altos se pagan en la industria y en Madrid y País Vasco
Ver comentarios
|
16/03/2017

El coste laboral medio por trabajador y mes (que incluye las remuneraciones y las cotizaciones sociales) ascendió a 2.649,9 euros en el cuarto trimestre de 2016, lo que supone un descenso del 0,8% respecto al mismo periodo de 2015, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este recorte interanual, el más pronunciado desde el primer trimestre de 2013, el coste laboral encadena cuatro trimestres consecutivos en negativo después de caer un 0,2% en el primer trimestre de 2016, un 0,1% en el segundo y un 0,5% en el tercero.

El coste laboral se compone del coste salarial y de los otros costes. En el cuarto trimestre del año pasado, el coste salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) bajó un 0,8% respecto al cuarto trimestre de 2015, situándose en una media de 2.010,7 euros por trabajador y mes.

Excluyendo el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados) se obtiene el coste salarial ordinario, que en el cuarto trimestre del año pasado bajó un 0,3%, hasta los 1.636,2 euros.

Los otros costes (costes no salariales) alcanzaron en el último cuarto de 2016 los 639,24 euros, con un descenso interanual del 0,9%. El componente más importante de los otros costes son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que totalizaron 588,7 euros, un 0,4% menos que en el cuarto trimestre de 2015.

El segundo elemento importante de los otros costes son las percepciones no salariales, que cayeron un 6,1% en tasa interanual, debido al retroceso de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, ropa de trabajo, etc.). Por su parte, las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, descendieron un 3,7% en tasa interanual.

El INE también proporciona datos corregidos de calendario y desestacionalizados de esta estadística. De acuerdo con esta serie, el coste laboral por trabajador retrocedió un 0,8% en tasa interanual, su mayor descenso desde el primer trimestre de 2013, cuando retrocedió un 1%.

En tasa intertrimestral, y dentro de la serie corregida de estacionalidad y calendario, el coste laboral disminuyó un 0,2% en el cuarto trimestre de 2016, igualando el retroceso del tercer trimestre.

Según el INE, la industria fue el único sector que elevó su coste laboral en el cuarto trimestre del año pasado, un 0,6%, hasta los 3.209,8 euros. Por contra, el coste laboral se redujo un 1,4% en la construcción, hasta los 2.751,2 euros, y un 1% en los servicios, hasta los 2.538,9 euros.

En el caso del coste salarial, el mayor descenso también se lo anotó la construcción (-1,6%), seguido de los servicios (-0,9%). La industria, por su parte, los elevó un 0,5%.

A cierre de 2016, el salario ordinario más elevado correspondió a la industria (1.899 euros por trabajador y mes), un 0,3% más que en el cuarto trimestre de 2015, seguido de la construcción, con 1.598,2 euros (-1,7%), y los servicios, con 1.589,7 euros, un 0,3% menos que en el cuarto trimestre de 2015.

Por actividades económicas, el suministro de energía, gas vapor y aire acondicionado y las actividades financieras son las que presentan los costes laborales más elevados, con 5.867,9 y 4.820,6 euros por trabajador y mes, respectivamente, mientras que los menores corresponden a los otros servicios (1.762,9 euros) y la hostelería (1.615,3 euros).

Los crecimientos interanuales más significativos de los costes laborales en el cuarto trimestre de 2016 se los anotaron las actividades artísticas (+2,8%), actividades inmobiliarias (+3,1%) y transporte y almacenamiento (+1,3%). Por contra, las mayores caídas se registraron en información y comunicaciones (-4,4%), otros servicios (-2,1%) y Administración Pública (-1,9%).

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron Madrid (3.095,7 euros por trabajador y mes), País Vasco (3.078,07 euros), Navarra (2.834,5 euros) y Cataluña (2.821,1 euros), mientras que los más bajos se dieron en Extremadura (2.185,1 euros) y Canarias (2.267,8 euros).

Las dos comunidades de cabeza, Madrid y País Vasco, superan en más de 400 euros la media nacional (2.444,8 euros), mientras que las dos últimas, Canarias y Extremadura se encuentran más de 350 euros por debajo. JORNADA SEMANAL DE 34,2 HORAS

La jornada media pactada en el cuarto trimestre del año pasado fue de 34,2 horas a la semana, aunque la jornada efectivamente trabajada fue de 29,3 horas tras descontar las horas perdidas de media a la semana (5,1 horas, la mayoría por vacaciones y días festivos) y sumar las horas extraordinarias.

De este modo, el coste laboral por hora efectiva aumentó un 0,6% en el último trimestre del año pasado, situándose en 20,79 euros, tras reducirse el número de horas trabajadas un 1,4%.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 5,47 euros por hora, con 16,56 euros por hora para los primeros, y 11,09 euros para los segundos.

Los trabajadores a tiempo completo realizan 33 horas de trabajo efectivo, frente a las 17,4 horas de los trabajadores a tiempo parcial.

El INE ha informado además de que en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 67.464 vacantes de empleo, entendidas éstas como el puesto de trabajo creado recientemente o que no está ocupado o que está a punto de quedar libre y para el que el empresario está tomando medidas activas para encontrar un candidato ajeno a la empresa. De ellas, el 90,3% pertenecían al sector servicios (60.909), el 7% a la industria (4.747) y el 2,7% a la construcción (1.808).

Madrid y Cataluña concentran el mayor número de vacantes (18.405 y 15.598, respectivamente) y La Rioja y Extremadura, el menor, con 287 y 383 vacantes, respectivamente.

El INE precisa que la mayoría de las empresas preguntadas afirmaron que no había vacantes por cubrir porque no necesitaban trabajadores adicionales para el periodo octubre-diciembre de 2016.