Actualizado
viernes, 19 octubre 2018
17:10
h
URGENTE

Denuncian a la Fiscalía General de la filtración de datos de “La Manada”

Ver comentarios
|
15/05/2018

Más de un centenar de entidades, la mayoría colectivos de mujeres, pero también partidos políticos y sindicatos, han presentado en València una denuncia dirigida a la Fiscalía General del Estado para que investigue la filtración de datos de la víctima de la “jauría” de La Manada, una iniciativa que, a través de Alerta Feminista, en apenas cinco días ha ido sumando apoyos en todos los territorios porque se han “triturado” los derechos de la denunciante.

El objetivo es, según ha explicado a los medios Herminia Royo, portavoz de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas del País Valencià, “mostrar nuestra fuerza y decirle al patriarcado que no estamos dispuestas a tolerar estas conductas” ya que el artículo 198 del Código Penal establece penas de hasta siete años de cárcel para los responsables de filtraciones.

La acción va dirigida tanto a los medios de comunicación que difundieron los datos como a las personas individuales que se hicieron eco de ellos. Asimismo, Raquel Gaspar, activista feminista y fotoperiodista, que firma la denuncia, pide depuración de responsabilidades en la propia justicia por la inclusión en la sentencia del código de verificación que ha permitido el acceso a los datos. “La primera responsable subsidiaria que hay es la Justicia, el tribunal de Navarra”, señala

La presentación de la denuncia se realiza en València al ser esta ciudad de donde surgió la idea y se dirige a la Fiscalía General ya que algunas de las webs donde se publicaron los datos de la víctima tiene sus servidores en EEUU y otra publicación es de Cartagena.

En el texto se especifica que tras la sentencia de La Manada “hemos asistido a la publicación de forma masiva y sucesiva de multitud de datos personales de la víctima”, tanto por medios de comunicación como por usuarios de redes sociales en internet, donde en Twitter se han llegado a suspender dos perfiles por infracción de las normas de uso.

Para Gaspar, la publicación de datos personales de la víctima extraídos de las redes sociales o del código de verificación que estaba en la propia sentencia del tribunal de la Audiencia de Navarra supone un “trato denigrante y vejatorio” no solo para ella sino para todas las mujeres. Este hecho lo puso en conocimiento de Alerta Feminista y, en apenas cinco días, 118 colectivos feministas y de todo tipo apoyan esta acción de denuncia porque “se han triturado los derechos de la denunciante”.

“El hecho de que en la Audiencia de Navarra entrara en la sentencia en el código de verificación que permite el acceso a los datos, es una responsabilidad que le corresponde al tribunal, al Ministerio de Justicia y al fiscal general”, ha dicho como opinión personal, y recalca que con esta denuncia interpelan a los poderes públicos implicados a “adoptar medidas pertinentes, y las cautelares para investigar a los medios y que se restituyan los derechos que se están privando a la joven víctima de La Manada”.

“Manada entre comillas, porque en realidad es una jauría de San Fermín”, ha dicho, para insistir que lo que esta joven y muchas mujeres sufren en España son “violaciones”, una cada seis horas, en prostíbulos, en burdeles, en la calle y en sus propios hogares. En esta línea, insta a dar un “paso más” para evitar que dejen de tener “la impunidad de la que goza el poder judicial y la revictimización a la que nos vemos sometidas todas las mujeres que osamos denunciar en los juzgados”. “MÁS MIEDO AL JUZGADO QUE AL MALTRATADOR”

A su juicio, “estamos en el siglo XXI y los poderes judiciales son un arma más de revictimización y muchas mujeres tienen más miedo de acudir a un juzgado que al propio maltratador”. Así, ha hecho alusión también al crimen de Castrogonzalo (Zamora), donde un menor ha sido detenido por su presunta implicación en la muerte de una mujer de 33 años.

“La presunta justicia no lo va a considerar violación, pero está clarísimo que la intencionalidad era violarla y se negó y con piedras la asesinó”, ha dicho, para recalcar: “Si no te resistes y te quedas en shock, eres acusada por parte de la propia sociedad machista y el tribunal de puta o guarra, según los términos que se usan en la red; si te resistes pierdes tu vida”.

“Están triturando los pocos derechos de la víctima de La Manada y de todas las que denuncian en este país, una cada seis horas”, sostienen las portavoces de la iniciativa, que lamentan que a los mujeres “no se nos creen y por eso las denuncias por violencia machista suponen un 20% del total”.

“Y hay más mujeres que no denuncian violación porque saben que no sirve de nada. Por eso es tan importante que se haga justicia, porque nos están condenando a que haya muchas más jaurías. Y si ya gozan de impunidad, a partir de ahora va a ser carta blanca”, ha lamentado, para recordar que uno de los condenados por abusos en Pamplona “ha hecho un escrito que denigra más a la víctima”, aunque duda de la capacidad intelectual del condenado para redactar un texto en esos términos.