Actualizado
martes, 25 septiembre 2018
20:40
h
URGENTE

Artadi da por cerrada la crisis entre JxCat y ERC

Los diputados suspendidos dejaron de cobrar este mes
|
25/07/2018

Los diputados suspendidos de cargo público por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, dejaron de recibir su sueldo como parlamentarios de la Cámara catalana el pasado 13 de julio.

Elsa Artadi expuso que esta decisión fue comunicada por la Auditoría de Cuentas y Tesorería del Parlamento catalán y que se aplicó el día 13 de julio porque fue el día que se recibió la notificación de la interlocutoria del Supremo en la que se comunicaba la suspensión de cargo público.

La portavoz del Govern explicó que aceptan la situación, pero que “intentarán revertirla legalmente”, y aseguró que la decisión final de cómo actuar será de la Mesa del Parlament.

Los diputados suspendidos de cargo público por Llarena son seis: el expresidente Carles Puigdemont; el exvicepresidente Oriol Junqueras; el líder de JxCat en la Cámara y expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y los exconsellers, Raül Romeva, Jordi Turull y Josep Rull. La decisión de cortarles el sueldo supone que la Cámara acate la decisión, aunque Artadi defendió que “no estén suspendidos”.

Fue la semana pasada cuando la Mesa del Parlament discutió este tema, lo que causó tensiones entre ERC y JxCat. los primeros propusieron aplicar el informe de los letrados que proponía sustituir temporalmente a los diputados suspendidos por diputados de su grupo, y los segundos pidieron excluir a Puigdemont.

Artadi aseguró ayer que el Ejecutivo catalán “da por cerrada la crisis”, pero admitió que aún está pendiente encontrar una solución de consenso entre todos. La portavoz zanjó: “El tema de las suspensiones queda pendiente y se tiene que acabar de mirar cómo se traslada a la Mesa del Parlament”.

Elsa Artadi culpa al juez LLarena del conflicto en la Cámara catalana. Considera que el magistrado aplicó un “derecho creativo” que no está ajustado a la legalidad y que, por lo tanto, provoca controversias en la Mesa.

El pleno del Parlament se reunirá en octubre, por lo que los partidos pueden decidir cómo actuar.