Actualizado
viernes, 22 junio 2018
21:05
h
URGENTE

Unidos por los bolos

Jugadores del bolo palma cántabro visitan la Federación Andaluza para conocer la modalidad
Ver comentarios
|
04/01/2018
  • ENCUENTRO. Jugadores y representantes del bolo cántabro y jiennense, juegan juntos en la Bolera Municipal de Cazorla.
    ENCUENTRO. Jugadores y representantes del bolo cántabro y jiennense, juegan juntos en la Bolera Municipal de Cazorla.

E n Andalucía, a día de hoy, se practican cuatro modalidades de bolos, dos de ellas, los mizos cordobeses y los bolos almerienses de Chercos prácticamente desaparecidas, las mismas que en Cantabria, las cuales protegidas por su Estatuto de Autonomía, por su Ley del Deporte y reconocidas como Bien de Interés Cultural en la región. De ellas, el pasabolo tablón es una modalidad intermedia entre las dos formas del bolo andaluz que se practican en Jaén, por lo que es seguro que los practicantes de ambas zonas tuvieron algún tipo de conexión histórica, tal vez a través de la industria de la madera. Sin embargo la forma más extendida es el bolo palma que, a tenor a las reglas y a las antiguas descripciones, es la más próxima a los bolos medievales.

De las dos modalidades jienennenses, la primera es más antigua y aún conserva lances y reglas del viejo juego, mientras que la segunda es el resultado de la evolución de la anterior y posiblemente es la forma de juego actual que presenta mayores diferencias del primigenio.

Una representación bolística de esta modalidad se trasladó a la Municipal de Cazorla para que, de la mano de uno de los equipos punteros de bolo andaluz, pudiesen conocer las variantes serranas del juego. El vicepresidente de la FAB y máximo representante federativo de la modalidad, Serafín Fernández, acudió acompañado por tres campeones regionales del deporte vernáculo cántabro, los tres pertenecientes a una de las estirpe bolísticas más relevantes del bolo palma, ya que representan a la segunda, tercera y cuarta generación de uno de los mitos de ese deporte, el tricampeón nacional Calixto García, un precursor que hizo época tanto en lo deportivo, siendo gran amigo y rival en las boleras de otro mito, Rogelio González “El Zurdo de Bielva”, como en lo referente a la gestión y modernización de los bolos, mejorando las instalaciones deportivas, promocionando la cantera bolística y fomentando la inclusión de la mujer. El hijo mayor de rste, José Manuel García, su nieto y bisnieto, ambos de nombre Alejandro, representan, en sus categorías, el máximo nivel del bolo palma andaluz.

Los jugadores de ascendencia montañesa fueron instruidos en el bolo andaluz jiennense por Ángel Moreno, Dani Moreno, Javi Navarro y Josemi Nieto, miembros del Club Cazorla Puente de las Herrerías.